Cuba Free Press
Columna del Lector Jose Martí
Artículos selectos de los participantes del foro    

Esteban Casañas Lostal
 
  ¤ Si un día el Norte fuera el Sur
  ¤ Alina, la hija rebelde de Fidel Castro
  ¤ La permuta
  ¤ Retrato de una comunista cubana
  ¤ Retrato de un comunista cubano
  ¤ Los Vendepatrias
  ¤ Basta de medallitas, escuelitas y hospitales
  ¤ El dólar, la familia y la libertad
  ¤ Oh bloqueo cuánto te amo
  ¤ Hambre y miedo
 
   

""" ALINA """ La hija rebelde de Fidel Castro.

Solo un comentario.

Hace solo unos días cayó en mis manos accidentalmente el libro de Alina, dicen que en él se narran todas sus memorias. Creo, que para haber nacido en el año 1957, posee una memoria prodigiosa, no digo esto con el afán de atacarla y menos aún, me siento capacitado para hacerle una crítica con carácter literario, por eso aclaro antes de comenzar que esto es solamente un comentario, el comentario de un simple lector que afortunadamente le tocó la desventura de vivir toda esa etapa narrada.

Para hablar del libro en sí, comenzaría por su primera parte, no puedo negar que mi primera reacción fue la del rechazo, choco de frente con un lenguaje conocido solamente por aquellos, que hayan dedicado unos minutos de su vida a esa apasionante actividad de leer. Un lenguaje exquisito y pudiera decir, que rescatado de las tumbas de Miguel de Carrión, Cirilo Villaverde e inclusive, hay pasajes tan deliciosos que se acercan a nuestra Avellaneda.

No es solamente el impacto por esa escritura, desconocida para cualquier cubano de nuestras generaciones que no se haya dedicado al estudio de la literatura, lenguaje que nos traslada inevitablemente a las provincias españolas donde mejor se habla nuestro idioma. Hay que agregar también, el dominio casi perfecto de los pasajes que se brindan de nuestra historia y más aún, la descripción casi perfecta de su árbol genealógico, donde retrocede en la historia de la familia, casi tanto como aquel escritor norteamericano autor de esa obra llamada "Raíces", todo conjugado, nos pone ante la presencia de una autora experimentada y merece por ello cualquier reconocimiento por su trabajo.

Ya en la segunda parte del libro, me acerca un poco a la realidad o a la ficción que hemos vivido y se disfruta de esa rica mezcla entre nuestro lenguaje criollo, hoy muy bien distorsionado e incluso en oportunidades incomprensible, con ese español que apenas se habla en las verbenas, paseos y bares. Ya para entonces, Alina aparece como figura principal del libro, la hija bastarda producto de un desliz materno, que cruzó su vida con la de un hombre sumamente famoso en el planeta, sobretodo, para aquellos amantes de las emociones fuertes y las extravagancias. Para los cubanos en general, el autor de tantos desmanes que han conducido a esa maravilla de isla llamada Cuba, a niveles de miseria nunca vividos.

Casi nada nuevo nos ofrece Alina en su libro, solo algunos pequeños pasajes de sus relaciones íntimas con esa famosa familia, intrigas que muy bien existieron en las cortes europeas, una Celia Sánchez casi santificada y principal obstáculo de su madre, quién sacrificara mucho más que algunos de los que hoy envejecen y mueren dulcemente, después de haber disfrutado una vida colmada de placeres, como la del cualquier millonario.

La vida de Alina ha sido motivo de infinidad de controversias, en eso que hoy se empeñan en no querer llamar exilio, unos por que conocen al dedillo la historia de su padre, otros, porque afirman haber conocido la vida de la autora. Como quiera que sea, no se puede negar la importancia de muchos de esos pasajes desconocidos, no solamente para aquellos que defienden al caudillo cubano, es bueno para muchos de los que han nacido en generaciones más próximas, aquellos niños que una vez colgaron sus pañoletas de pioneros en sus cuellos, de la misma manera que colgaban también sus esperanzas.

Hay algunos pasajes muy significativos en esa turbulenta vida colmada de pasiones de Alina, y sus relaciones con su padre, las expresiones de éste ante la selección de su hija por la pareja, fue la misma que hubieran mantenido Reyes ante los caprichos de una Princesa enamorada de un plebeyo. > Preguntó un día el padre ante la noticia de que ella deseaba casarse con uno de los sirvientes de su corte. Extraña esa posición para uno que no se ha cansado de promulgar la desaparición de las diferencias de clases. ¿Muerto de hambre? ¡Claro que muerto de hambre! Es imposible ocultar el desprecio que siempre han sentido por la chusma, o sea, el pueblo. Cómo concebir y aceptar que una bastarda aunque de alto linaje aparente, pueda mezclar su sangre con un idiota de su pueblo, que al final resultara ser un violador. No se escapa de los sobresaltos cuando salen a la luz todas estas cosas, el individuo resultaba ser un violador porque pretendía a la hija del Rey, de no ser así, estaría autorizado a continuar violando. Esto me recuerda a las manifestaciones y actos de repudio que se le hicieron a muchas personas cuando la gran estampida del Mariel, allá en la barriada de Santos Suárez, le llenaron el portal de carteles a un policía que había presentado para abandonar el país, entre aquellos carteles había uno que me llamó mucho la atención, el mismo decía así: "Carlitos nunca fue revolucionario", creo que fue el único cartel al que le encontré algo importante, eso ocurrió a una cuadra de mi casa y el problema era que; Carlitos hasta esos momentos había sido miembro de la policía. En resumen, no se puede ocultar el desprecio que siente esa gente por aquellos a los que ellos mismos llevaron a límites de pobrezas desconocidos.

No aportó casi nada nuevo en su libro, las cosas en Cuba se saben por "Radio Bemba" y cuando ya es imposible de ocultar por el propio gobierno, como también, por las indiscreciones de los hijitos de sus papás, podemos observar esas facilidades en los cambios de casas, regalos de autos y esto no lo digo por el que le regalara Vilma Espín a su mamá, eso es poco, Abrahantes siendo Ministro del Interior había regalado más de cien autos a amistades, subordinados destacados y a sus queridas, con las cuales se iba de paseo a Cancún en su yate y con dinero recaudado en la droga, o sencillamente con dinero del pueblo. Nada significativo para aquellos irracionales que no creen en la palabra de los cubanos, pero bueno, Alina es una cubana que es hija de ese líder conocido y adorado por mucha gente en el mundo, ahora ella engrosa la larga lista de los mentirosos en el exilio, una verdadera pena. No creo necesario gastar cuartillas para repetir lo mismo que aparece en ese libro, ella escapó de la isla de una manera que algunos consideran imposible, por mi parte le doy cierta credibilidad, viajé durante muchos años y conocí como funcionaba la Aduana cubana, es aceptable su coartada. Una Aduana que nunca haya experimentado esa experiencia puede ser burlada, no olvidemos el Mariel, en esa oportunidad se introdujeron en la isla cualquier cantidad de dólares falsos, hoy debe ser algo casi imposible porque a partir de entonces adquirieron equipos para detectarlos, lo mismo pudo ocurrir en el aeropuerto, a ningún aduanero se le hubiera ocurrido que cubano alguno pudiera utilizar ese ardid para escapar de la isla, hoy, con aquella experiencia, me imagino que sea casi imposible. Lo raro en todo este caso es, la facilidad brindada para la salida de su hija a las pocas semanas de su deserción, puede haber sido para evitar mayores repercusiones propagandísticas, eso lo sabe Alina y su padre, para nosotros saberlo debe escribir otro libro y desenterrar de nuevo ese lenguaje exquisito.

Esteban Casañas Lostal
Montreal..Canada
2001-03-11

[ Página de Esteban en el Internet ]     [ Regresar al Foro ]
   

CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
E-mail: webmaster@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 1999 - Cuba Free Press, Inc.