Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

01 de Abril del 2002

LOS NIÑOS UN GRAN PROBLEMA. Israel Picallo Ortiz, de Cuba Free Press.

La Habana.- Hay quien dice por ahí que los niños nacen para ser felices, y algunas variedades mas, pero la realidad cubana es bien distinta, no por lo que se escribe, sino por lo que vemos a diario a nuestro alrededor; mas que las estadísticas que a diario nos agobian, y que en realidad no sabemos a ciencia cierta quien las escribe o mas bien quien las paga por escribir; Deberíamos caminar por nuestras calles que son el reflejo diario de una realidad de la que nadie se atreve a escribir.

Decían nuestros abuelos, y que pertenece al refranero habanero que cada niño al nacer viene con un pan debajo del brazo; significando con ello que la comida estaría asegurada para el que nace, pero eso seria en otros tiempos , donde quizás la panadería para los niños que nacían tendría una buena producción ; pero la realidad es otra.

Cuando un niño cubano nace el puñetero pan que le toca es muy pequeño e inseguro, si la panadería del barrio esta rota, cosa la cual es muy normal, ese día no tiene ningún pan debajo del brazo, la leche es otro dilema, si la madre se ha alimentado bien durante el embarazo, quizás tenga alimentación materna; de no ser así tendrá que arrastrar con la consabida cuota de leche cada dos días, que aunque mas segura que el pan famoso aquel que va debajo del brazo, también a veces a la vaca se le olvido que debía ser ordeñada, o no hay suficiente gasolina para distribuirla; No la vaca, sino la leche, fin del cuento a partir de este momento los padres tendrán que agenciarse el litro de leche clandestino o en bolsa negra, o mercado subterráneo, como le quieran llamar; que en resumen significa pagar el litro a 10 pesos a quien se le pueda vender.

Aunque parezca increíble la compota se suministra en cantidades de 14 al mes, pero claro esta, esto no es eterno solamente hasta los dos años; y por supuesto un nuevo intento de acercarse al yogurt de leche, pero el pobre, no lo logro y se quedo en eso, algo con sabor especial a soya, a hierva, a algo extraño; Ideal para la alimentación de los animales, pero de poca aceptación para los seres humanos.

Pero no importa, es alimento igual, y dicen los entendidos que a los cerdos les gusta mucho, los ponen gorditos y rozagantes – pero, volvamos a la distribución; desde los siete años hasta los trece les corresponde un litro de ese invento a la semana, que como es de suponer hay que distribuirlo en toda la semana en forma de gotero para que alcance.

Después, bueno después que cumple los 14 años, la vida es bien distinta, ya no es un niño ahora es un problema, y muy serio. ¿ Que le damos de comer?.

Pero ese no es el único dilema, cuando esta en edad escolar y pasa los siete años... ¿ qué desayuna para irse a la escuela? ¿ Que merienda le garantizan?....en la escuela, ninguna por supuesto.

La edad de los juegos ha desaparecido desde hace muchos años, habrá perdido acaso la niñez?....no, realmente no la ha perdido, es que los juguetes para tenerlos, tendrán que pagárselo en dólares.

Y cuando de comprarle juguetes se trata, la familia cubana tendrá que enfrentar otro gran problema ; con los dólares en la mano tendrá que decidirse , o su hijo juega , o se viste, o come , o se baña, porque aunque parezca increíble no todo se puede lograr ; o compra un juguete o compra jabón o compra aceite o pollo o detergente , o ropa.

Por eso, cuando oigo por ahí, por nuestras calles alguna mujer dice. Si pudiera metérmelo otra vez para adentro lo haría... no pienso en una mala madre, mas bien estoy en presencia de una mujer desesperada.

Reportó, Israel Picallo Ortiz, de Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 2002 - Cuba Free Press, Inc.