Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

01 de Marzo del 2002

CRONICA DE UNA FABULA ANUNCIADA. Manuel Antonio Brito,l del BPI, para Cuba Free Press.

La Habana.- Se levanto temprano con la esperanza de ser de los primeros en llegar al Complejo Morro Cabañas, aquel soleado sábado de febrero , el tercero de la Feria que según había anunciado pondría a la venta diez veces mas libros que la edición anterior.

10:00 AM.

Después de dos horas de espera pudo “coger” una guagua a la hora que se suponía debía iniciarse la venta . Durante el viaje hizo algunos cálculos aritméticos a partir de los dos títulos que aspiraba adquirir y el efectivo con que contaba.

11:00 AM.

Decidió recorrer a pie las 9 o 10 cuadras que lo separaban con el sitio donde lo había dejado el ómnibus , del punto programado para la salida de los “trompos”que conducirían a los potenciales lectores hacia la Cabaña . Intentar coger otra guagua para llegar a los alrededores del Payret, hubiera significado como mínimo otra hora perdida . Al llegar al sitio la cola que se iniciaba a escasos metros de las puertas del Cine le daba la vuelta a la manzana y moría frente al Instituto de La Habana . Decidió marcar en la cola y esperar para ver como se comportaba la transportación .

12:00 AM

Después de una hora de un calor bochornoso mas propio de julio que de febrero decidió regresar a la casa . En el tiempo transcurrido desde su incorporación a la “ cola” había podido avanzar solo dos o tres metros y a es ritmo cogería la guagua en horas de la noche . Emprendió la retirada por el costado del Payret y cuando se disponía a pisar el Parque Central oyó la voz del hombre : “ Vaya , maquina para la Feria ... ” No quiso pensar siquiera que el precio del pasaje $10.00 , significaba un día de trabajo , pensó solamente en que quizás pudiera adquirir todavía las fábulas de Lafontaine que le había prometido a su nietecito.

1:00 PM

Recorrió el trayecto que separaba el fin de la ruta de la entrada de la fortaleza bajo los rayos cada vez mas candentes de un sol que parecía burlarse del pronostico de la noche anterior . Los que podían pagar un taxi en divisas se ahorraban mas de la mitad de aquel camino , pues estos autos , al igual que el de los funcionarios estatales podían llegar casi al foso que limitaba el otrora inexpugnable baluarte.

2:00 PM

Después de una hora de deambular por estrechos pasadizos donde se agolpan cientos de personas tratando de avanzar en una dirección y otra , sin lograrlo y entrar en mas de una docena de pequeñas celdas carentes ya , por supuesto de barrotes donde exponían las distintas editoriales de provincia y los editores de provincia y los editores extranjeros acreditados, se decidió al fin preguntar donde podía adquirir algún tipo en moneda nacional . Para su sorpresa , una señora que fungía como guía le explico con detalle la ruta a seguir.

4:00 PM.

Durante casi dos horas espero bajo el ardiente sol su turno para entrar en la llamada liberada “librería grande” donde, supuestamente podría realizar el anhelo que lo había llevado hasta allí, pero, un sentimiento de frustración fue apoderándose de el y después de dar una ultima ojeada a la enorme cola que serpenteaba a lo largo de unos 300 metros y en cuyo seno podían estar involucradas entre 4 y 5 mil personas, decidió volver a casa.

La cola de espera del “trompo” que había de llevarlo de regreso a los alrededores del Payret se prolongo por alrededor de otras dos horas . Al escaso numero de guaguas se unió el caos creado por la falta de agentes de transito que trajo como consecuencia un embotellamiento de grandes proporciones, entre taxis de turistas y carros particulares de diplomáticos y funcionarios estatales . Mientras esperaba con la resignación propia del que lleva cuatro décadas esperando , oyó la voz de una mujer que avanzaba en busca del final de la cola....Esto es una m.....”, fue lo único que pudo captar.

7:00 PM

Por fin llego a la casa, medito acerca de la explicación que habría de darle al nieto cuando le preguntara acerca del libro prometido . Quizás una buena respuesta fuera le de que el libro vendido en los próximos días y mientras esto ocurría , una vieja edición del libro de Alejandro Casona (Flor de Leyenda ), extraviada en algún lugar del librero , podría ser una solución transitoria . En cuanto a el y el tomo de poesía francesa que aspiraba a adquirir , pensó en la vieja fábula de la zorra y las uvas . “ no las quiero seguro que la traducción es pésima ...” se dijo .

Reportó, Manuel Antonio Brito, del BPI, para Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 2002 - Cuba Free Press, Inc.