Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

11 de Febrero del 2002

CLAMA UNA ANCIANA POR COMER DULCES CON UN PESO . Maria del Carmen Carro, de Cuba Free Press.

La Habana.- Ante los ruegos de una anciana de 92 años, que le compraran dulces con un peso, sus bisnietos quedaron boquiabiertos y sin encontrar respuestas que convencieran a la infeliz, decidieron adicionar sus monedas y complacer a la abuelita que ignora que en Cuba con un peso pocas cosas se alcanzan.

Los antojos de la anciana me hizo reflexionar: ¿ Que cuesta en mi País un peso?. ¿ Quién puede merendar en Cuba con un peso?. Y entonces hice la pregunta a cuantos me rodeaban y todos hicieron un gran esfuerzo porque pocas cosas se adquieren con 100 centavos, pero mucho menos con centavos. El centavo en el mercado interno cubano no se utiliza.

Quizás para la abuelita, esto es muy difícil de entender, sobretodo cuando recuerda que comía dulces con dos centavos y que podía tomar helados con 5 o 10 centavos y hasta en su época comprar carne y hacer una comida con un peso.

Pero, hoy es muy distinta la cosa. Pregunte a un colega que casualmente tenia tres pesos y se compro tres panes por la trastienda de la panadería. “Mira no se que podría comprar con un peso , déjame pensar, un vaso de refresco de a peso, un periódico a sobrepeso, ( de 20 centavos a 1 peso), un frozzen de la gastronomía de esos que hacen con agua y una fritura de harina.

Mi colega se confeso torturado con mi pregunta y se comprometió a buscar que cosas valen en Cuba 1 peso y que se compra con dos centavos o con 20 centavos.

Otra joven al preguntarle respondió : “Una tortita de Morón ”

Los niños, por su parte también evolucionan en sus peticiones y a pocos se les ocurriría pedir un peso, y ahí va la cosa , porque casi todos han aprendido a pedir en dólares y hasta al ratoncito Pérez, cuando se les cae un diente les piden moneda dura.

En reciente discurso el Gobernante cubano aseguro que crecen los índices de pobreza en el País y de esto el resultado que los niños en algunos lugares se les ven limpiando parabrisas y hasta haciendo algo para ayudar a sus padres,

Estas escenas que conmovían a los cubanos que viajaban y contaban de la mendicidad infantil de otros niños del mundo , hoy están presentes en nuestra Cuba y así los vemos en las calles detrás de los turistas , a los que piden caramelos o alguna divisa , pero ninguno se acuerda de la moneda amarilla que equivale a un peso, porque con ella poco o nada pueden resolver.

Reportó, Maria del Carmen Carro, de Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 2001 - Cuba Free Press, Inc.