Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

16 de Enero del 2002

UNA CIUDAD SIN ALTERNATIVA: LA HABANA. Maria del Carmen Carro, de Cuba Free Press.

La Habana.- Los historiadores actuales, hablan sin parar, parafrasean, coquetean y le muestran al Turista, una Habana, que se circunscribe al Casco Histórico, el que debe su Restauración y Recuperación al capricho del Historiador de la Ciudad, a quien le pertenecen constructores especiales y además especializados, en recuperar toda la obra arquitectónica de esta vieja parte de la Habana y muestra al estilo colonial edificios y construcciones en extremo atractivas, sus vitrales , sus ventanales , jardines , todo en fin hace sentir bien al visitante.

Allí en la llamada Habana Vieja, quedaba después del coloniaje español, una Ciudad mugrienta y de casi inhabitables ciudadelas, lo que hizo a principio de siglos que las familias con mejor economía se fueran desplazando hacia otras áreas de la Capital, el Vedado comenzó a poblarse y así otros terrenos hasta ese momento inhóspitos. En la parte cerca del Puerto fueron quedando las familias de los portuarios y los más humildes.

Sin embargo, hoy transitar por las calles de la Habana Vieja es un recreo a la vista del viajero y con dolor los verdaderos habaneros vemos como se nos va el resto de la Habana, entre escombros, derrumbes y todo tipo de costumbres que se pierden y de acostumbrados que poco les importa que la parte del Centro aparezca ante nuestros ojos como el lugar de calles sucias, edificios oscuros y mugrientos, con salideros, donde las aguas albañales impiden el paso de los transeúntes.

Al caminar junto a un colega por la céntrica calle de Reina y Galiano, me indica por que caminaba en puntas de pie. Imposible caminar por un lugar donde las aguas sucias pueden producir enfermedades.

Pero lo más triste, es observar las conductas de los ciudadanos, los que al hablar nos precisa que son nativos del interior del País. Cuando nos contaban cubanos que visitaban Centroamérica que en algunas ciudades las personas hacían sus necesidades fisiológicas en la calle, el asombro nos perturbaba a los nacidos en esta Isla, la que por su avance social se colocaba a la cabecera de los Países americanos.

Hoy al paso por una de las calles céntricas de Centro Habana, constatamos como algunas personas arrojaban deshechos, y hasta Heces fecales en el medio de la calle Belascoain, esa misma conducta, la observamos a través del paso por Belascoain , quizás algunos equivocaron donde esta el famoso “Sao”, de aquellas familias del Campo oriental que no tienen servicios sanitarios.

Para los nacidos en esta Ciudad, lamentamos doblemente la situación por la que hoy atraviesa, amenazada de una enfermedad como el dengue, y otras muchas que quizás sin ser tan grave, hacen también estragos en el ambiente higiénico sanitario de la población.

A muchos habaneros les hemos escuchado sus quejas porque la mayoría de los Gobernantes son importados de otras Provincias, sobre todo las orientales y por ello poco o ningún amor sienten por la otrora bella Habana. Se empeñan en cambiarlo todo, desde la introducción de costumbres, hasta para las fiestas en las que se impone la caldosa, que nada tiene que ver con las costumbres habaneras, hasta las practicas religiosas de estas zonas orientales las que poco a poco a través de los años, han impuesto en la Habana.

Hoy la Habana es otra y como bien dicen muchos dentro de la población: “La máxima aspiración de un oriental es recibir “Visa”para la Habana, la de un Habanero recibir visa para Miami”. En fin que a la Habana poco a poco le vamos diciendo adiós, solo nos quedan los recuerdos de sus finas mujeres, sus decentes y limpios lugares y lo más importante sus buenos ciudadanos.

Y aunque las autoridades también asustados y preocupados por este masivo éxodo del interior del País, hacia la Capital , dicto decretos leyes para prohibir esta situación, lo cierto es que poco se ha ocupado de hacer cumplir esta invasión que provoca esta Ciudad saturada a la que le afectan todo el cumplimiento de programas de salud, alimentación , transporte, pero sobre todo como asegurar programas de salud a poblaciones flotantes , como controlar con efectividad estas enfermedades que dependen de la Higienización de áreas superpobladas.

Reportó, Maria del Carmen Carro, de Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 2001 - Cuba Free Press, Inc.