Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

24 de Julio del 2001

CUENTAPROPISMO GASTRONÓMICO: LA RUTA DE UNA CRISIS. Por Rafael Contreras, Agencia Abdala, Cuba Free Press.

Pinar del Río.- El estado cubano tuvo como estratégia en su período de crisis más aguda (entiéndase Período Especial) la autorización del cuentapropismo, principalmente en el sector de la Gastronomía y los Servicios.

La venta de alimentos por parte de los cuentapropistas se le transformó al estado cubano en una especie de boomerang. El sector particular superó con creces en calidad al sector estatal en esta esfera. Es entonces cuando el Estado cubano toma como medida salvadora a su descrédito el acoso contra el sector privado.

Primeramente se produce una alza desmedida en los impuestos y cobros de licencias para ventas a particulares. Seguido a esto se crea la red de inspectores. En su inmensa mayoría estos inspectores son corruptos, teniendo como causa principal para la corrupción la misma escasez que padecen.

Los inspectores recurren a la extorción y el chantaje contra los dueños de establecimientos que expenden alimentos. Las multas son una especie de espada de Damoclés que pende sobre las cabaezas de los trabajadores en el sector privado. El cuentapropista que no accede a una exigencia por parte de un inspector necesitado de un producto de forma gratuita o barato, está condenado a pagar multas astonómicas que giran en cifras de mil a dos mil quinientos pesos, incluyendo la confiscación de productos y la retirada de la licencia de autorización de venta.

En resumen, el cuentapropismo en Cuba en la esfera de la gastronomía va abocado a una crisis irreversible. La gran mayoría de los trabajadores del sector privado han optado por entregar las licencias al negarse a los chantajes y las extorciones de inspectores, reconocidos éstos como las Sagradas Vacas del oficialismo.

Los efectos de este enfrentamiento repercuten en la población. El Estado no está en condiciones de satisfacer las demandas de alimentos de la población. El ciudadano cubano de a pie se debate entre la necesidad y el hambre sin remedio.

Así las cosas, Cuba sigue la ruta del absurdo, por obra y gracia de un derrotero trazado bajo la égida de un trasnochado sistema que se niega a entregar las riendas. El pueblo cabalga condenado al trote del palo y la zanahoria.

Rafael Contreras, Agencia Abdala, Cuba Free Press

.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 2001 - Cuba Free Press, Inc.