Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

20 de Enero del 2001

INVIDENTE DENUNCIA SU SECUESTRO POR AGENTES DE LA POLICÍA POLÍTICA. Por Juan Carlos González Leiva, Presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos, para Cuba Free Press.

Ciego de Ávila.- Yo, Juan Carlos González Leiva, presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos, radicada en la calle Honorato del Castillo #154, entre República y Cuba en Ciego de Ávila, teléfono 33-22235, quiero dar a conocer lo siguiente:

Que en la tarde del día 16 de enero del 2001 fui secuestrado por cuatro agentes de la Seguridad del Estado cuando me disponía abandonar la terminal de omnibus interprovincial de Sancti Spíritus para participar en una reunión con un grupo de disidentes a fin de abrir en esta ciudad una agencia de prensa independiene y una biblioteca.

Los secuestradores me doblaron las manos y me lanzaron de cabeza dentro de un auto Lada, emprendiendo una veloz carrera y dirigiendose, según pude conocer después, hacia un solitario paraje conocido como Cristales, zona de El Chichiricú, perteneciente al municipio de Jatibonico y distante de la ciudad de Sancti Spíritus a unos 40 kilómetros.

Una vez en el lugar me tomaron por las manos y me arrastraron, alejandose del pedraplén y cruzando unos altos yerbazales, lanzandome al suelo entre arbustos espinosos como por ejemplo el marabú. Acto seguido me despojaron de mi bastón de ciego y de mis documentos personales de identificación, quitandome el portafolio, llenandolo de piedras y lanzandolo a unos metros de mí. Antes de retirarse me amenzaron con unos pinchos y con ahorcarme con una soga, diciendome además que ellos me van a demostrar que son más terroristas que los ETA.

Mientras me vejaban y me vituperaban, se reían malevolamente y me repetían: “Tú no eres tan malo nada.” Finalmente huyeron al aproximarse al lugar un vehículo agrícola, después de ponerme una caña de aproximadamente un metro de largo en el brazo derecho. Después, que tanteando, encontré mi bolsa portafolio. Choqué varias veces con las espinas de los árboles concocidos como marabú, logrando finalmente pasar entre ellas y al alcanzar algo después el pedraplén, guiándome siempre por el ruido hacia donde se alejó el vehículo de la policía política. Caminé varios kilometros por el pedraplén, guiándome en esta ocasión por el canto de las aves, lo cual me hizo sentir más cerca de Dios.

Más tarde algunos campesinos de la zona me dijeron que el rumbo que llevaba era el correcto para alcanzar la carretera central. A pocos metros de la misma un Jeep de la Seguridad del Estado me recogió nuevamente y me dio varias vueltas por pedraplenes y carreteras, obligandome a bajar del auto en un lugar conocido como Los Hoyos, logrando yo llegar a mi domicilio cuatro o cinco horas más tarde.

Por lo antes expuesto responsabilizo a Fidel Castro Ruz y su equipo de gobierno de cualquier acto que en lo adelante se cometa contra mi vida, o tendiente a atentar contra mi integridad física. Asimismo solicito el apoyo de los organismos internacionales para que cese la represión contra todos los disidentes pacíficos cubanos.

Juan Carlos González Leiva, Presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 2001 - Cuba Free Press, Inc.