Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

20 de Enero del 2001

MUJERES OPOSITORAS: FLORES DE PIEDRA. Por María del Carmen Carro, Cuba Free Press.

La Habana.- Un sólo calificativo tendría nuestro apóstol si sus ojos volvieran hacia las librepensadoras de mi tiempo: flores de piedra. Flores que en su paso por las prisiones cubanas inundan con su amor el ejemplo de perder la libertad al no doblegarse por seleccionar una forma diferente de actuar y de expresarse y tener como sueño sagrado otro amanecer para su patria. Cuando se enfrenta la soledad de una celda tapiada al recuerdo y la sonrisa de los seres queridos, nos hace sentir culpables por no haberles podido evitar el dolor de sabernos prisioneras.

¿Arrepentidas? La pregunta a cada una de mis compatriotas obtiene el mismo resultado. “Cuba necesita ahora de nuestro sacrificio.” A Maritza Lugo Fernández, presidente en funciones del Partido Democrático 30 de Noviembre, una de las mujeres opositoras más destacadas por su abnegación, que ha sufrido inumerables detenciones, le pregunté cuando cumplió una condena de dos años de privación de libertad, ¿continuarás?

“Si. Ahora soy más fuerte. Ellos tienen la fuerza. Yo tengo la razón. Hay Maritza para rato.”

El dolor de ver a las mujeres disidentes en las celdas tapiadas estremece a los hombres que luchan diariamente en la oposición. De ellos obtuve esta exclamación. “¡Que nos encierren a los hombres por pensar diferente! Es injusto, es el resultado de oponernos a Castro y ellos demuestran cada vez que pueden que tienen el poder. Pero que encierren a nuestras mujeres en calabozos tapiados es muy duro,” dijo Carlos Miguel López Santos y agrega:

“Aún recuerdo cuando al salir de una de estas detenciones de 100 de Aldabó, también le dieron la libertad a Migdalia Rosado de Tamarindo 34. Estaba pálida, y apenas podía doblarse para abrocharse sus zapatos. Sentí mucha rabia y me golpeó la impotencia de no poder evitarlo.”

Sin dudas son muy valientes las mujeres opositoras. Las tratan muy severamente. Ellas son presas políticas y tienen que resistir hasta un cacheo completamente desnuda. Otro y muy reciente ejemplo son las demostraciones de firmeza que nos brinda Belkis Bárzaga Lugo, a quien la trasladaron para una prisión lejos de su provincia. La mantienen en una celda tapiada de castigo porque se niega llevar el traje de preso social. Se declaró presa plantada y de su firme convicción nos regala las hazañas de las mujeres de nuestros días. Así, una y otra a lo largo de esta lucha por la democratización del país, han endurecido sus pétalos y sobre sus frágiles rostros las espinas abren las brechas de la esperanza para convertirlas para siempre en flores de piedra.

Desde el Centro de Información Sobre Democracia reportó:

María del Carmen Carro, Cuba Free Press


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 2001 - Cuba Free Press, Inc.