Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

29 de Diciembre del 2000

LA CRÓNICA DEL FIN DE SIGLO. Por Rafael Contreras, Cuba Free Press.

El soldado vio la mariposa. Abandonó la trinchera y decidió perseguir en inocente juego al insecto. Reía viendola volar. Un disparo de fusil desbarató el silencio. El soldado quedó tendido en la tierra. Estaba muerto. Aún tenía la sonrisa dibujada en los labios. Ni la muerte le podía quitar ya aquella sonrisa.

Quizás terminó así la Primera Guerra Mundial. Aparentemente no había novedad en el frente.

Fue la primera guerra del siglo y no la última. Apenas trece años después entraba el mundo en la segunda confrontación bélica. Treinta millones de almas muertas fue el saldo calculado.

La Segunda Guerra Mundial terminó con algo más terrible que un disparo. La ciudad japonesa de Hiroshima se aterró ante el resplandor atómico. Un hombre y una mujer que se besaban sellando un pacto de amor dejaron sus sombras petrificadas para siempre en una pared muerta.

El siglo veinte parecía estar condenado a la guerra entre los hombres. En los años sesenta las dos potencias que se disputaban el mundo se vieron al borde de una guerra de cohetes. Cuba sería el botón de inicio para el tercer holocausto. La cordura se impuso entre los grandes y no pasó nada.

El siglo tuvo acontecimientos de todas magnitudes. África ardió por los cuatro puntos cardinales. En las postrimerías de la centuria se han ido calmando los ánimos.

Los noventa sirvieron para demostrar que lo absurdo no perdura. El socialismo real no pasó de ser un buen guión esperando una mejor y convincente puesta en escena. Cuba yace navegando en el absolutismo, dominada por empecinados seguidores del mesianismo. A la sombra de una figura caduca se vive y muere a merced de la utopía.

El siglo se estremeció entre sus llagas pero la bondad del hombre dio también en la cara. La centuria dio al mundo la aspirina. El cine conoció el sonido y abandonó definitivamente el silencio estático al que parecía estar condenado. El hombre llegó al cosmos y tocó con el pie la luna. La cibernética se empeña en poner rabo a la realidad imaginada. La computación nos enseña a vivir en la pequeña aldea de todos. El correo electrónico es una mano de saludo sin impedimentos de distancias. Se dan los toques finales al mapa del genoma humano.

Este 31 de diciembre será fecha memorable. Crecerá la vida toda. Se llenarán de esperanzas los desesperanzados. Saltaremos el umbral al tercer milenio. Llegaremos a Marte. Tocaremos a estrellas más allá de los sueños. La fe en la raza humana va a enseñarnos que en la tierra hay más flores que serpientes.

Jamás un hombre se verá obligado a perseguir mariposas en vuelo bajo la atadura de un uniforme de guerra. Lucharemos definitivamente para evitar que un disparo rompa esa danza magnífica que forman una criatura humana y una mariposa.

Rafael Contreras, Cuba Free Press


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 2000 - Cuba Free Press, Inc.