Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

18 de Diciembre del 2000

CRÓNICA EN LA ZONA DEL SILENCIO. Por Rafael Contreras, Cuba Free Press.

Pinar del Río.- El viernes 15 de diciembre del 2000 pasará a la memoria de los cubanos. Será recordado con rabia y tristeza. Lo recordarán los cubanos en la isla. Será memoria también de los cubanos en la diáspora al norte.

Cumpliendo lo anunciado por las autoridades del régimen castrista días antes en el periódico órgano oficial del partido dominante en Cuba, las comunicaciones telefónicas con los Estados Unidos de América quedaban interrumpidas. El gobierno cubano exige la cifra de cien milliones de dólares congelados al norte. Hasta ahora no hay respuesta a la demanda cubana.

Entre gobiernos anda el juego. La consternación invade a los perdedores de siempre, la población, los familiares allá y de aquí. Los amigos, el moribundo sin esperanza, todos los que están sin ver nada. En la próxima visita furtiva que vienen a la isla, sigue el silencio. La palabra de alegría por el nuevo miembro de la familia separada que nace. Toda la amalgama que puede sostener el cable está interrumpida. Llantos, risas, sueños, promesas. El teléfono es una prolongación en el cuerpo de los cubanos separados de por vida por leyes absurdas. Otra ley absurda rompe ahora el diálogo familiar. Lloran desesperados por los rincones los que nunca han tenido culpas.

El viernes día 15 hablamos por última vez con los amigos de causa, los identificados con nosotros, los que claman por las verdades de la isla en estrecho diálogo de conspiración con los de acá que no nos cansamos hace rato de soportar imposiciones. Esos amigos de allá nos insistieron hasta el cansancio que tuvieramos paciencia. Nada ni nadie rompería la comunicación entre nosotros. La esperanza nos queda colgada entonces en las palabras de aliento dadas por ellos en aquel último contacto.

Seguimos esperando y confiamos que hallarán la fórmula mágica para romper el mutismo. Nuestros teléfonos parecen enfermos. Reflejan la tristeza. Claman por una frase en la distancia. Nos han impuesto el silencio. Pero las ansias por gritar renuevan fuerzas.

Las familias que sufren no olvidarán la ofensa. Nadie tiene hoy el miedo de ayer. Ahora todos exigen un derecho quitado por decreto. Cuba es hoy el único lugar del mundo donde se ha prohibido el diálogo más allá de las fronteras nacionales. Algo insólito en este mundo donde las comunicaciones están al órden del día. Cuba es la caja de Pandora de lo absurdo. Siempre que por obra o capricho de un empecinado esa caja se abre, vuelan al aire los más ridículos decretos. Hoy nos prohiben las comunicaciones. Quizás mañana nos impiden mirar al cielo.

Cada familia se despierta hoy con una duda por lo distante. A la distancia insignificante de noventa millas, un familiar no tiene noticias de otro. La gente se debate en la duda. El amigo con el que ayer hablaste por teléfono, quizás mañana no responda. Entonces odiarás de por vida estos días sin voces.

Cuba es la casa del pobre y lo que jamás podrán quitarnos los que mandan es la esperanza. Confiamos plenamente en los hermanos de causa. En sus promesas antes de la despedida del viernes maldito, tenemos el interés de seguir en contacto y la verdad lo necesita. Hay sobradas ganas de seguir diciendo verdades y de ser necesario, tomaremos palomas mensajeras al vuelo para seguir hablandonos. Inventaremos señales con el humo de esas ansias. Romperemos a cualquier precio las paredes de esta zona de silencio.

Rafael Contreras, Cuba Free Press


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 2000 - Cuba Free Press, Inc.