Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

13 de Octubre del 2000

LA VERDAD TIENE FUERZA. Por Rafael Contreras, Cuba Free Press.

Pinar del Río.- Un hombre en libertad vive feliz. Pero la libertad, si no hay un hombre que la disfrute, la felicidad entonces es neblina.

A veces un amigo cae preso por leer un libro, y a veces otro por entrar en negocios ilícitos también cae preso. Pero la libertad va más allá de rejas y barrotes.

Un amigo me contó que leer un libro enseña, pero cuando leer está prohibido ya la verdad está presa.

Leyendo un cuento de Norberto Fuentes supe que un campesino de un sólo machetazo mató a un hombre porque pensó de forma diferente a él. Esta es Cuba, hasta donde la intolerancia va a dañar sentimientos, impulsos y criterios, es lo que se vive en la isla.

Hombres que ayer pensaban de una manera, hoy piensan de otra. Y así se repite el ciclo. Cuba entera es un baile de máscaras.

¿Dónde está la verdad para los nuevos? ¿Dónde está la verdad para los viejos? Hay que buscar la verdad para los que vienen.

Según el diccionario Larousse Ilustrado, verdad es: calidad de lo que es cierto; cosa cierta; conformidad de lo que se dice con lo que existe.

En esta danza que se vive en la isla de Cuba, ni los que son sinceros ni los mentirosos saben bailar con la verdad, porque los llamados sinceros son los arribistas, los aprovechadores de oportunidades que bailan por encima de los que van a pie. Palabra verdad es respeto. Palabra verdad es decoro. En la isla de Cuba la palabra verdad se ha prostituido tanto como la palabra vicio. Cuando se dice vicio no puede de ninguna manera confundirse con verdad. Vicio y verdad inician con la misma letra, pero el resultado final es otra cosa.

La verdad llama al respeto. El vicio llama a la orfandad de criterios, de valor cuando hay lo que es mentira. Hay vicio y cuando hay vicio la verdad muere. Es hora ya de no dejar morir la verdad.

Los cubanos de la islas en momentos de reflexiones sabemos que siempre hay esperanza, soñando siempre con la verdad. Pero el cubano de la isla, o al otro extremo de la isla o fuera de la isla, debe llevar por dentro hasta su última viscera la esencia de la verdad.

La fuerza no se mide por la misma fuerza. No se mide por el tamaño. La fuerza se valora cuando hay razón. Razón, fuerza, libertad han de ir unidas a la esencia misma del hombre.

Se dice hombre como dijo el más universal de los cubanos. Se dice hombre y se ha dicho todo. Hombre y verdad han de caminar hermanados.

Rafael Contreras, Cuba Free Press


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 2000 - Cuba Free Press, Inc.