Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

15 de Septiembre del 2000

CRÓNICA EN EL TIEMPO. Por Marcelo Tier Pérez, Cuba Free Press.

Ciego de Ávila.- Vivir en un país virtual es algo que se las trae. Pero que se llega a superar y se vive. Si vivir se reduce a respirar, a ingerir al mendrugo vegetal en un mundo totalmente falso donde todo es un cuento, pura falacia, mientras más descabellada, mejor. En un mundo donde se dejaron atrás los sabores, los olores, los colores, la poesía y el arte en general, incluyendo la literatura, pues me niego a considerar literatura la prensa del dictador llenas de patrañas y simples logas al amo. Tampoco no vamos a referir a la capacidad de ampliar la represión más sofisticada, que ha tenido el régimen posibilidad tenida gracias al uso de las computadoras donadas por pastores por la paz y algunos noruegos que Dios perdone si puede.

Sin dudas, estos cientos de computadoras unidas tienen la capacidad de crear un mundo virtual capaz de borrar la realidad a cualquier testaferro, perdón, perdón, dije dirigentes de alto nivel, conseguir con ellos en el medio del mayor fracaso donde todo el mundo respira la miseria y la frustración, producto del total fracaso de un régimen que siempre ha vivido a espaldas de la realidad sin una política coherente ni un proyecto real viable, que sólo ha derrochado grandes capitales en obras utópicas con administraciones socialistas administradas por incondicionales al amo y no por personas capacitadas, llegando con todo este estado de cosas a crear dos generaciones que sólo hablan de la posibilidad real de suicidarse y muchos lo hacen como decíamos. Todo este mundo virtual hace que los dirigentes, digo testaferros, pongan la cara en la hoz para anunciar mararvillas económicas y sociales tan falsas que el propio amo se abstiene a decir en persona. Todo esto es producto de la necesidad de ir creando tiempo para ver si logran engañar a algún tonto y con una política de chantaje disimulado lograr quitar el incómodo embargo de encima y tomar fuerza de nuevo para caerle encima a los opositores, logrando con el dinero de los contribuyentes norteamericanos más el respaldo político de que el imperio lo libere del embargo, tener las manos libres para hacer lo que se les antoje con nosotros.

Pero volvamos una parte de la vida virtual, pues en las otras partes la dejaríamos para otra ocasión. Hablemos de la zafra azucarera virtual. En simple viaje en tren de Camagüey a Las Villas con el regreso por carretera, permite ver el veinte y cinco por ciento del macizo cañero cubano. Según decían los antiguos inspectores de campo de las antiguas empresas azucareras, debemos decir que eran perfectamente capacitados. Explicaban ellos que faltando cuatro meses, es decir ciento veinte días para el inicio de la zafra, la caña que no tuviera la hoja igual a 1.20 metros y el tallo azucarero como mínimo de 0,8 metros no se podría cortar para la próxima zafra por larga que fuera. Cuando usted está de viaje del que le hablé, faltando unos tres meses para el inicio de la zafra (que conste que 90 días es mucho menos que 120 dias), descubre que sólo en el cruce de la autopista nacional y carretera de Neiva hay un aproximado de 25 hectáreas que cumplen el largo de la hoja, pero no el largo del tallo. Pero no se asombre que de Neiva a Camagüey verá muchos kilométros cuadrados de cañaverales donde la planta entera, incluyendo hoja más tallo azucarero, no llegan a 0,5 metros.

Por todo lo anterior creo que el general sin trabajo, ubicado como Ministro del Azucar por obra y gracia de la incondicionalidad, tendrá que darse cuenta que está embargado o de lo contrario tendrá que hacerse el harakiri con el sable del mismo general. Pues creo de buena fe que el azúcar virtual hecho en centrales virtuales reparados, transportado en camiones virtuales y neumáticos y combustibles ídem, remolcados por tractores virtuales y cosechado por obreros vestidos, calzados y alimentados virtualmente, debe tener este azúcar sin dudas un sabor tan virtual que le zumba la berenjena.

Marcelo Tier Pérez, Cuba Free Press


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 2000 - Cuba Free Press, Inc.