Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

28 de Julio del 2000

CUANDO CALIENTA EL SOL. Por Rafael Contreras, Cuba Free Press.

Pinar del Río.- Jorge me dice que cuando el sol da de lleno a uno en la cabeza es malo. Jorge es un amigo pediodista desde hace tiempo. Él sabe sobradamente que yo estoy en esto del periodismo independiente, mientras él se dedica al periodismo oficialista en la isla. Pero Jorge y yo no discrepamos nunca sobre eso. O mejor digo, casi nunca. Porque debido a una ligera discrepancia que tuvimos hoy, nació esta crónica.

Estabamos sentados en el último banco del parque de nuestra ciudad. Es la misma ciudad donde hemos echado toda esta vida como amigos Jorge y yo. En esta ciudad es donde Jorge está como periodista en la emisora provincial. En esa emisora trabajé mucho tiempo y hace poco tuve que dejar de trabajar por razones ajenas a mis deseos (opté por el periodismo independiente). Esa emisora fue parte de mi vida y mis sueños. Tener que dejarla no fue nada fácil, pero uno sabe que para estar vivo hay que enfrentar retos y ahí mismo es cuando uno se da cuenta que está vivo cuando vienen los retos y uno los enfrenta.

Así las cosas. Ahora Jorge sigue trabajando en la emisora y yo estoy fuera, pero seguimos siendo los amigos de siempre. Por eso estabamos en el parque hablando a una hora del día en que el sol calienta bastante. Nosotros buscamos uno de los bancos que están ubicados casi en la misma parte del centro del parque. Ahí quedan algunos árboles y entonces da una buena sombra a esa hora del día. Estabamos agradecidos por la sombra y de los árboles. Entonces fue cuando Jorge me habló de los inconvenientes que tiene para uno exponerse a los rayos del sol por mucho tiempo. Y fue ahí mismo cuando yo expuse mi criterio en cuanto a eso.

- “Eso depende del lugar en el que uno se exponga al sol. Si es en la playa dandose la buena vida, el sol no quema. El problema es tener que soportar el sol trabajando la tierra o construyendo.”

- “Siempre va a quemar (me dice Jorge). Todo en exceso es malo.”

Entonces yo le digo que por eso unas profesiones son mejores que otras. Hay profesiones que son realizadas al aire libre y puede que el sol haga su daño. Hay otras que son en oficinas refrigeradas y eso es mucho mejor. En ese mismo instante, que sin darme cuenta empecé a complicar la cosa con mi amigo Jorge, yo le dije:

- “Tu haces tu trabajo de periodista en una oficina con aire acondicionado. Es un lugar cómodo para trabajar. Ojalá tu pudieras escribir libremente en medio de tanta comodidad.”

Jorge me miró con cara de pocos amigos. Quiero aclarar que Jorge también milita en el partido de los comunistas de la isla. Ustedes entenderán porque tuvo esa reacción al oirme.

- “Lo que pasa es que ustedes los periodistas independientes se han dejado confundir por los norteamericanos.”

Jorge me dijo eso, entonces yo le tuve que explicar que nosotros no tenemos nada que ver con los norteamericanos. Lo aseguré que nosotros, los de la prensa independiente, hemos decidido escribir lo que sentimos, vemos y consideramos verdad, cosa que a los periodistas oficialistas no les está permitido. Le dije también que los periodistas independientes habíamos optado por negarnos a que nos manipularan en Cuba.

- “Ustedes no dicen verdad.”

Eso me lo dijo Jorge algo colérico ya. Entonces le tuve que decir que a ellos era a los que no dejaban decir la verdad. Le recalqué lo libre que yo me sentía escribiendo sin temor a la censura a la que se ven sometidos a diario como periodistas del estado cubano ellos.

- “La prensa revolucionaria es al servicio del pueblo. Es una prensa para el pueblo.”

Cuando Jorge me dijo eso ya el sol le estaba dando de lleno en la cabeza. Lo vi que sudaba mucho. Todavía el sol no daba en el sitio donde yo estaba sentado a su lado. Yo no quise seguir discutiendo con mi amigo Jorge. Verdaderamente me di cuenta que él estaba en lo cierto desde luego. Digo que él estaba en lo cierto cuando me habló al principio sobre el daño que pueda hacerle a uno el sol cuando le da de lleno en la cabeza. En ese caso él estaba siendo castigado por el sol a esa hora del mediodía y eso es bastante malo.

Rafael Contreras, Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 2000 - Cuba Free Press, Inc.