Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

10 de Junio del 2000

DIEZ AÑOS DE PERÍODO ESPECIAL: UN COMENTARIO. Por Francisco Mouré Sanabriga, del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba, Delegación Arroyo Naranjo, para Cuba Free Press.

La Habana.- Han transcurrido diez años desde que se anunció el implantado y el llamado período especial en Cuba provocado por el derrumbe del campo socialista. Desde entonces el país ha pasado por disímiles situaciones alimentarias en las se ha vista involucrada toda la población, en especial la niñez, siendo esta última la más afectada por la escasez de productos nutritivos para su desarollo.

En los primeros años de la década del noventa el pueblo cubano vio como de repente desaparecían los productos básicos de su canasta familiar, las producciones textiles desaparecieron de las tiendas, incluidas las destinadas a la confección de canastillas para los recién nacidos, provocando un serio trastorno a las madres estantes. El transporte urbano disminuyó considerablemente y en su período de mayor crisis todos transitaban los carros de policía y las fuerzas armadas.

Después de una década y apesar de los “logros alcanzados” por Cuba en la esfera del turismo y en otros campos de la economía, ahora se vislumbra otra forma de período especial. El gobierno cubano viene anunciando desde hace cinco años que su economía va en aumento tras la despenalización del dólar. Desde entonces ha aparecido en toda la isla una cadena de tiendas dedicadas a la recuperación de divisas, así como se han incrementado las inversiones turísticas (hoteles, zonas francas, mercados) sólo por mencionar algunos. Según anuncio oficial toda la divisa que se obtiene por la vía del turismo (que suma millones) se invierte en obras similares y ayuda a la recuperación alimentaria de la población, en subsidiar centros hospitalarias y en educación.

Pero resulta interesante conocer que su principal destino no es precisamente mejorar nuestras condiciones de vida. Los hospitales siguen careciendo de las más imprescindibles medicamentos, ropa de cama y para los enfermos alimentos, higiene y luces y en muchas ocasiones hasta el agua. El surtido de las bodegas de productos normados permanece estático. Y ésta es nuestra realidad muy difícil de creer para quién no la ha vivido, pero cruda y palpable para los que permanecemos pisando nuestro suelo.

Francisco Mouré Sanabriga, del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba, para Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 2000 - Cuba Free Press, Inc.