Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

27 de Abril del 2000

¿QUIÉNES SON LOS ANTI CUBANOS? Por José Orlando González Bridón, de la CTDC, para Cuba Free Press.

La Habana.- Se ha puesto de moda en estos días por los seguidores de Castro y por el propio Castro, endilgar el moto de "anti cubano" a los cubanos que dentro de la Isla y en el exilio, se preocupan por el bienestar de su pueblo, incluyendo a hijos de cubanos nacidos en el exilio y que aún mantienen sus raíces e identidad con la Patria que se esfuerzan por retornar a su patria el estado de derecho que existió desde que Cuba se hizo república en 1902 y perduró hasta 1959.

Analizando la etimología de la palabra "Anti cubano" llegaremos a interesante conclusión. El prefijo "anti" según el diccionario Aristos de la Lengua Española denota oposición o contrariedad. La palabra cubano es un gentilicio que denota la nacionalidad del individuo. O sea, los nacidos en Cuba son conocidos como cubanos. Al mismo tiempo denota las cosas que son propias y características de Cuba. La combinación de estas dos palabras forman el vocablo "anti cubano" adjetivo que califica a personas que se oponen o son contrarias a lo que es propio o característico de Cuba. Entonces, para ser "anti cubano" hay que estar en contra de todo lo que es propio o característico de Cuba.

¿Qué es propio o característico de Cuba? Su historia, su bandera, su himno, su cultura, sus tradiciones, sus religiones, sus palmeras, su idiosincrasia, su amplio espíritu renovador y creador. Sus comidas. La excelente combinación de arroz, frijoles y platanitos fritos. Su modo peculiar de asar la carne de puerco. Sus guayabas verdes, sus mangos del Caney...Cuba no empezó en 1959. Ya existía antes de 1492 cuando desembarcaron los españoles para colonizarla durante varios siglos. No fue hasta 1902 que terminara la Guerra de Independencia en que se le conoce a Cuba como República Independiente con su bandera, su himno, su escudo y su primer presidente Don Tomás Estrada Palma, elegido en base a la incipiente legislación que existía en la recién creada República.

A partir de entonces Cuba inicia su etapa republicana originándose distintas corrientes políticas que dan paso al pluripartidismo e iniciando así un proceso evolutivo que permitía cambios y con los cambios, todo tipo de pensamientos para el bien de la Patria, propios de una sociedad que comienza a desarrollar un proceso civil y democrático, con respeto a los derechos individuales de los ciudadanos, la libertad de expresión y de opinión. Se crearon decenas de periódicos, emisoras de radio y de televisión que, sin compromiso con el gobierno de turno, informaban con libertad e independencia el quehacer político, económico y social de la nación.

La sociedad civil cubana participaba activamente en el creciente desarrollo del país, acelerado por la propiedad privada y las legislaciones que se creaban en beneficio del desarrollo socio-económico de la ciudad.

Cuba fue una república próspera, democrática política y administrativamente. Todo lo anterior caracterizaba a Cuba y a sus habitantes hasta 1959.

Si nos remontamos a la guerra de Independencia, ninguno de los generales mambises tenía ideas totalitarias. Lucharon unidos por liberar a su Patria del coloniaje español. Terminada la guerra casi todos los combatientes mambises se incorporaron a la sociedad civil y otros a la política, dando paso a una República con sus virtudes y sus defectos, pero ninguno contó con un partido único, respetando así el pluripartidismo y los derechos ciudadanos.

Los cubanos de la Isla y los del exilio que luchamos por devolver la democracia a nuestra Patria no podemos ser anti cubanos. Tal vez somos los únicos que somos cubanos de verdad. Pues defendemos lo que es propio y característico de Cuba. Nuestra bandera, nuestro himno, nuestra identidad, nuestra cultura, nuestra historia y nuestras tradiciones políticas, económicas y sociales, queremos que nuestra Patria sea libre y próspera y democrática en todos los sentidos. Respetamos y amamos y continuamos la herencia mambisa. Por estas razones, no podemos ser y no somos anticubanos.

En 1959 llegan al poder aquellos que comienzan a calificar de anti cubanos y traidores a la Patria a todos los que no acatan sus ideas, ni su forma de gobierno. Se aferran al poder como si fueran ellos la Patria y los únicos capacitados para dirigir la nación. Importaron una extraña y totalitaria ideología que siempre se consideró ajena en América para implantarla en nuestro país. Diseminaron por todo el territorio nacional numerosas tropas extranjeras, especialmente de la Unión Soviética, estableciendo bases militares en territorio cubano. Se arrió en todos los lugares de Cuba al mismo nivel de nuestra insignia nacional, la bandera extranjera de la hoz y el martillo. Los actos públicos y políticos eran presididos por imágenes de personalidades políticas extranjeras como las de Lenin, Marx y Engels, a los que se les confería mayor importancia que a nuestros próceres, debido a la nueva ideología marxista leninista importada de los comunistas soviéticos, para imponerla en la Isla, como si fuera nuestra.

Intentaron imponer a la población cubana la cultura, las costumbres, el idioma y el pensamiento político de países comunistas y totalitarios. Y todavía, en la actualidad, los extranjeros, ya ni importa de dónde sean, los extranjeros tienen preferencia por encima de los cubanos.

Y para qué hablar de las guerras en que murieron cubanos defendiendo una ideología ajena, países lejanos, carne de cañón de los imperialistas rusos. Todavía duelen esos muertos. Duelen de verdad.

En 1959 en mi opinión, llegaron los verdaderos anti cubanos al poder, traicionando nuestras tradiciones políticas económicas y sociales al implantar por la fuerza y contra la voluntad del pueblo, una ideología comunista y totalitaria, traída de otras tierras que nada tiene que ver con Cuba ni con nuestra América, mucho menos con nuestra gente. En los 41 años que llevan gobernando a la fuerza, han atrapado al país en todos los sentidos.

Lo mantienen estancado e inmovilizado, no respetan los derechos civiles ni políticos de los ciudadanos, no permiten la libertad de expresión ni de opinión, persiguiendo con ensañamiento a los cubanos que no aceptan esta inoperante ideología ni su totalitaria forma de gobierno, provocando que millones de cubanos se tengan que tirar al mar, arriesgando sus vidas, huyéndole a los que ya tienen demasiado tiempo en el poder. Dicen que es la dictadura del proletariado, pero jamás el obrero ha estado en peores condiciones en nuestra Patria. Ofendido, humillado, obligado a trabajar en condiciones de esclavitud, mal pagado y vejado tanto por el gobierno como por extranjeros con la anuencia y el deseo de quienes dicen representarnos.

Cuba hoy sería uno de los países más prósperos y democráticos del área, de no ser por la llegada de estos que demagógicamente dicen ser la representación auténtica de nuestra Patria, a pesar de no reconocer y pisotear, todos los días, lo que ha sido siempre característico y propio de ella. Al hacer un análisis no muy profundo de la realidad cubana se puede determinar quiénes son los verdaderos anti cubanos. Analícelo y saque usted sus propias conclusiones. Porque para mí todo está claro. Anti cubanos son los que gobiernan hoy en nuestra Patria, en nombre de un régimen comunista y totalitario.

José Orlando González Bridón, de la CTDC para Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 2000 - Cuba Free Press, Inc.