Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

07 de Marzo del 2000

TRIBUNA ABIERTA, PERSONAS ENCERRADAS. Por José Daniel Ferrer, del Movimiento Cristiano Liberación para Cuba Free Press.

Palma Soriano.- El 19 de febrero pasado en Mangos de Baraguá, sitio donde se produjo la histórica protesta de Antonio Maceo, la llamada "Tribuna Abierta de la Juventud y los Estudiantes por la Liberación del Niño Náufrago Elián González". El día anterior, algunos miembros del Movimiento Cristiano Liberación, estuvimos conversando sobre lo que sucedería con nosotros al día siguiente, pues es costumbre ya que, cuando se va a celebrar algún acto público donde habrá gran concentración de personas, la Seguridad del Estado detiene u ordena detener, de forma arbitraria, a algunos de nosotros, demostrando así el poco o ningún respeto que tiene por las leyes del país y por los derechos del ser humano.

Esta acción gansteril de la policía política, se debe al temor que tiene el régimen totalitario de las personas que se atreven a romper con la doble moral y a oponerse a las injusticias. Cuando un hombre se decide a vivir en la verdad, tiemblan todos los cobardes que se amparan en la fuerza para cometer sus fechorías.

Conscientes de que algo pasaría nos acostamos la noche del viernes. Y en la mañana del sábado a las 9 a.m. cuando me encontraba en casa de un amigo un vecino del barrio en que vivimos Luis Enrique Ferrer y el que esto narra, para avisarnos que no fuéramos a la casa que habían llegado cuatro policías en busca nuestra. Le di las gracias por su preocupación de que no resultáramos nuevamente víctimas de la agresión por parte de la policía. En otras ocasiones nos han golpeado sólo por exigir que se nos respeten nuestros derechos.

Inmediatamente marché hacia mi vivienda. Cuando los agentes hablaban con Luis Enrique que les había empleado a pasar, los saludé y repetí la invitación a pasar. Se negaron y nos dijeron que debíamos acompañarlos. Preguntamos el motivo y si tenían la debida orden de detención contra nosotros. Nos responden que no. Entonces les dijimos que era ilegal aquella detención. El Teniente Parra dijo que ellos sólo cumplían órdenes. Luego de unos minutos de intercambio de palabras, en los que se puso de manifiesto la suerte presión a que estaban sometidos porque saben que están violando las leyes y actuando injustamente pero que a la vez cumplen órdenes de un poder que está por encima de toda ley. El de la policía política del régimen. Consentimos en acompañarles con la condición de que no fuéramos esposados. De lo contrario nos resistiríamos y tendrían que usar la fuerza, como ya han hecho antes.

Nos condujeron a la Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) de Julio Antonio Mella y después de una hora sentados en un salón nos encerraron en una celda de aproximadamente 3 metros y medio de largo x uno y medio de ancho, donde se supone que hay capacidad para 4 personas pues hay 2 literas de cemento. Había allí siete detenidos. Cinco por delitos comunes. Principalmente por robo con violencia. Y todos teníamos que estar agrupados en las piezas de cemento más altas pues el orificio que existe para hacer las necesidades fisiológicas estaba obstruido y las heces fecales y la orina desbordaban el mismo. El hedor era insoportable en el estrecho espacio. Estos detenidos por delitos comunes, algunos con 12 días allí, no se habían podido bañar en todo ese tiempo, y en medio de aquella situación tenían que comer la escasa ración de alimentos que reciben.

En la celda vecina había un joven nombrado Carlos Enrique quien durante su arresto fue golpeado por los oficiales de la PNR conocidos por Marcelino y Ferro, famosos los dos por su agresividad con los detenidos.

Luis Enrique y yo nos declaramos en huelga de hambre en protesta por la arbitraria detención y por las infrahumanas condiciones que allí había. Fuimos puestos en libertad a las 8 p.m. del mismo día después de terminado el acto en Baraguá. La ironía de lo que conmemora Baraguá y la realidad de las prisiones cubanas, no puede pasar inadvertida al lector.

José Daniel Ferrer, del Movimiento Cristiano Liberación para Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 1999 - Cuba Free Press, Inc.