Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

02 de Marzo del 2000

MENE, MENE, TEQUEL, U PARSIL. Por Ebenezer Ramírez, Cuba Free Press.

La Habana.- Cuatro palabras en arameo que aparecieron repentinamente en la pared de la Sala de Banquetes de Belsasar, rey de los Caldeos, hijo de Nebonido y nieto de Nabucodonosor en el 539 antes de Jesucristo, escrito por los dedos de la mano de un hombre invisible. Sólo su dedo acusador escribiendo con letras vehementes un mensaje que Belsasar no pudo descifrar, pero que sí bastó para que se le helase la sangre en las venas a él y a todos sus invitados. (Daniel, 5)

Belsasar no pudo hallar intérprete para aquella escritura y luego del fracaso de sus consejeros para descifrar el criptograma, llamó a Daniel, príncipe hebreo cautivo tras la toma de Jerusalén y varón de Dios quien lo interpretó así: "Dios ha contado los días de tu reino y pesado has sido en balanza y has sido hallado falto. Tu reino ha sido dividido y dado a los Medos y a los Persas." El juicio era rápido e inevitable. Babilonia la Grande cayó en manos de los medo-persas, Belsasar fue muerto y Darío, en nombre de Siro, asumió el trono. Así termina la historia de este gran rey que por no humillarse delante del Todopoderoso, por haberse ensoberbecido por caer en idolatría, por creerse más poderoso que Dios, sufrió el castigo celestial no sólo en su cuerpo físico y espiritual, sino hasta sus dominios le fueron arrebatados.

Hoy un nuevo Belsasar se ha erigido como juez sobre Cuba y las mismas palabras sobre él pesan. El gemido de este pueblo ha llegado al Santísimo Trono de la gracia de Dios y el reino que su ambición de poder pensó tener unido se le fracciona cada vez más y más. Los voceros comunistas de Cuba se han dado a la tarea de proclamar a los cuatro vientos que Elián e Imperatori tienen 11 millones de cubanos que abogan por ellos. ¿Quién le dijo al señor Castro que puede contar a la disidencia de este país, que no somos pocos, dentro de su alarde numérico? ¿Cómo se atreve a hablar en el nombre de aquellos cuyo hablar, sentir y pensar les ha confiscado? ¿Cómo es posible que los que hemos tenido el valor de alzarnos, luchar y mantenernos arraigados a nuestro sentir, resistiendo a mas no poder el vandalismo de un gobierno militarizado cuya bota nos corta el aire en la garganta debajo de la mesa, mientras le sonríe al mundo aparentando que no pasa nada en Cuba, diga que cuenta con nosotros? No podemos alzar nuestros pensamientos, voces y sentir públicamente so pena de condena a cárceles y prisiones, marginaciones, desapariciones, golpizas. ¿Por qué nos cuentan entre el grupo que lame las botas del tirano? No son once millones de cubanos los que están con Castro. No son once millones de cubanos los que llenan las plazas. ¿A cuántos se les obliga a ir? ¿Cuántos temen perder lo que el único empleador les da? ¿Cuántos son los que van por compromiso y , sobre todo, cuántos son los que no van?

Lo que no quiere aceptar Castro es que su reino se ha dividido y que éste, al igual que le sucedió a Belsasar le ha sido contado y dado a los Medos y a los Persas. Por ejemplo, se sabe que toda una Logia ha sido cerrada en la ciudad de La Habana, pues todos sus miembros abrazaron la bandera de la libertad y han pasado a formar parte de las filas de la oposición. Y si los gobernantes están tan seguros de su poderío ¿Por qué cerraron esa Logia? ¿Por qué nos encierran y tratan de acallarnos? "El llamado del silencio" así me dijo alguien que titularía un libro sobre la actualidad cubana.

Fanfarronear cualquiera lo hace, pero estamos seguros de que el gobierno no está tan firme en su atril, cuando prefieren hacernos lo que a Eliás Bocohur hicieron. Si todo marcha bien en Cuba y once millones de cubanos somos dignos, abogados, defensores y todos esos atributos que nos dieron y a diario le dan a este pueblo entre el que nos cuentan, por qué trataron de silenciar a Elías Bocohur y a tantos otros que han salido a la calle sin armas, blandiendo como fusil o espada un cartel o una bandera y como escudo sus propios pechos y los han golpeado utilizando al mismo pueblo, a sus mismos hermanos contra ellos, para que no digan que la policía en Cuba da golpizas como en otros países? ¿implicando que la represalia la tomó el propio pueblo indignado?

Incitar a las masas populares sí es fácil. Son muchos los años inculcándoles odio hacia los Estados Unidos. Desde la primaria estamos escuchando lo mismo. La radio, el cine, la televisión, los medios de prensa todos, se encargan del resto. El planeta tierra no cuenta con Francia, Alemania o Groenlandia. No. El único país con drogadicción, violaciones, crímenes, es Estados Unidos, no el resto de la humanidad.

Mene, Mene, Tequel U Parsil. Los días del reino están contados. Perjurio y falso testimonio son dos armas que Dios mismo combate. El falso testigo, el falso profeta, todos serán barridos. (Exodo 20, 16; Levítico 19, 12; Romanos 1,25; Mateo 26, 60 y Mateo 7, 15) No os fiéis de los números porque a veces ellos engañan. Guardáos del falso profeta, no os dejéis confundir.

Ebenezer Ramírez, Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 1999 - Cuba Free Press, Inc.