Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

16 de Febrero del 2000

EN ESTADO REVOLUCIONARIO. Por Armando Añel, Cuba Free Press.

La Habana.- Si usted cobra un sueldo de 121 pesos mensuales (6 dólares al cambio en Cuba), seguramente podrá comprar en nuestras tiendas en divisas, un pomo de aceite Patrona, un jabón de baño Suchel, un tira de vasos desechables, una caja de detergente AS, y tal vez, si pone un poco de su parte, un par de flamantes calzoncillos marca Taco. Por desgracia, ello no impedirá que se vea obligado a prescindir de un desodorante "Nuevo Sport", tres cuchillitas de afeitar, un paquete de papel higiénico, una frazada de piso, un tubo de crema dental Plus y, por supuesto, de su artículo preferido, un frasco de nuestra deliciosa mayonesa. Hay que ver, como reza el sabio refrán popular que "A un gustazo un trancazo".

Pero si usted es persona afortunada y su salario alcanza la ya considerable cifra de 200 pesos al mes (10 dólares al cambio), tendrá la oportunidad de adquirir en nuestro mercado agropecuario: dos libras de carne de cerdo, dos de frijoles negros, seis de yuca, ocho de boniato, doce de arroz, cuatro cabezas de ajo y un mazo de cebollas. Claro que se verá en la penosa obligación de posponer la compra en bolsa negra del balón de gas que alimentará la cocina que cocinará estos alimentos. A fin de cuenta, no sólo de pan vive el hombre.

Pero si a pesar de todo -no tenemos por qué subestimarlo- su sueldo ronda en la ya espeluznante suma de 350 pesos (17.50 dólares al cambio), usted y su mujer pueden arrogarse el derecho de celebrar su aniversario de bodas en algún "Paladar" de hasta 12 comensales la licencia. Está de más decir que al tomar esta decisión priva a su hijo pequeño de la famosa mochila que le prometió hará cosa de dos años, o a su primogénito de la camisa que necesita para su fiesta de graduación, o a su sala comedor de la "manito" de pintura que está pidiendo a gritos. Aún así, no hay por qué desanimarse. Recuerde que miles y miles de personas en el mundo mueren de inanición cada día, que cientos de miles de menores se prostituyen. Y que por si fuera poco, nuestro estado revolucionario le garantiza una cartilla de racionamiento con la que podrá adquirir productos de primera necesidad a precios verdaderamente irrisorios.

Nuestro estado revolucionario le garantiza por la libreta de racionamiento que usted podrá comprar: un jabón mensual, en tubo de pasta dentífrica al mes, (por núcleo de familia), un pan diario, (el pan nuestro de cada día), 6 libras de arroz mensuales, 3 libras de azúcar blanca y 3 de azúcar prieta mensuales, 8 onzas de sal al mes, 8 onzas de granos al mes, 8 onzas de aceite cada tres meses aproximadamente, 8 onzas de pastas cada dos meses aproximadamente, 8 onzas de pollo cada 90 días aproximadamente, una lata de pescado chileno en conserva cada 45 días aproximadamente, 8 onzas de picadillo de soya cada 30 días aproximadamente, 6 huevos cada 15 días. Un paquetico de café mensual.

Diríase que es más que suficiente. Sin embargo, como si con ello no bastara, en caso de casamiento nuestro estado revolucionario le garantiza a sus hijos que podrán comprar: 3 cajas de cervezas (72 unidades), un cake, dos botellas de ron, dos botellas de extracto de refresco de cola, por supuesto, la posibilidad de poder pasar dos días en un hotel para turistas, pagando, se entiende, en moneda nacional.

Pero supongamos, en fin, que usted ha salvado los escollos de una vida dedicada a la matemática. Que usted se puso viejo. Que usted se retiró. Es entonces que la "revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes", pasa a jugar un rol decisivo. Es entonces que usted recibe los beneficios de nuestro seguro social, consistente en una pensión de 80 pesos mensuales como promedio (cuatro dólares al cambio). ¿Cuántas cosas no hará usted con 80 pesos? Fíjese que con esa cantidad puede comprar el periódico diariamente, enterarse así de que la cosecha de papa o la zafra de la toronja, marchan viento en popa y a toda vela, y hasta adquirir en el mercado negro dos libras de leche en polvo para el desayuno. Porque usted desayuna ¿no es cierto? Algo siempre es mucho mejor que nada.

Armando Añel, Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 1999 - Cuba Free Press, Inc.