Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

14 de Febrero del 2000

MUERTE DE CUPIDO: Por Rafael Contreras Bueno, Cuba Free Press.

Pinar del Río.- Cupido no se detuvo aquí. Quizás tuvo miedo. Tal vez lástima. Lo cierto es que el querubín de amores estuvo indiferente este día para los de la Isla. El amor es una cosa esplendorosa y va mucho más allá del título de una canción y una letra ya clásicas.

Cuba no tiene su amor más grande. El amor de repartir amor sin prohibiciones. Ese amor que falta es el amor de pareja, el de los besos furtivos. El amor que falta es el del aire sin barrotes, el de palabras sueltas sin miedo, el amor que nos robaron, el que buscamos llenos de esperanza. Cupido no se detuvo aquí.

Hace ya 41 años que no quiere posarse. Los besos en las obscuridades de este día de San Valentín serán tímidos, entre paredes aisladas del miedo, serán pasajeros. Hay que salir después a la calle, entonces todos se darán cuenta de que el amor sigue preso. Por eso Cupido no puede detenerse aquí. Le está prohibido por todos los que en este mundo aman y sueñan. Cupido existe para ser libre y para flechar a los corazones que no saben de miedos ni de rejas. Cupido sabe que no vale la pena gastar sus flechas donde el susto reina. Por eso nadie quiere que Cupido se detenga aquí. De hacerlo, dejaría de ser el mensajero de las caricias y los besos. Estaría dando amor donde hay cadenas, limitaciones, incertidumbre, pesadillas y fracasos. Cupido no puede anclar aquí. Se moriría de tristeza. Hay demasiada gente riendo que merecen sus saetas y ciertamente, no están aquí. Algún día no muy lejano podremos decirle a Cupido que ya se quede. No quiere decir que los cubanos hemos renunciado al Amor, sino que NO QUEREMOS que Cupido pase por lo que estamos pasando nosotros, que le corten las alas de la libertad, las alas del Amor en medio de tanto odio, rencor, bajas pasiones, envidia, intolerancia, falta de fe y de alegría, denuncias y terror. Pero aunque no se detenga aquí, sabemos que Cupido va a continuar flechando por el mundo y a cada pareja que él entregue amor, dará una rosa como encargo para los cubanos que hoy lo sueñan. Cada pareja de este mundo guardará la rosa y entonces, un día que ya hace rato nos merecemos, los cubanos de acá, los de allá y los habitantes todos de la tierra, alzaremos al cielo los brazos y clamaremos por Cupido sin los miedos de hoy. Cupido no se detuvo aquí este día de San Valentín. Vamos a esperar un día más limpio y libre para llamarle, ese día, Febrero será un Catorce interminable.

Rafael Contreras Bueno, Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 1999 - Cuba Free Press, Inc.