Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

14 de Febrero del 2000

EL COMUNISMO Y EL V.I.H. Por José Orlando González Bridón, secretario general de la CTDC, afiliado al Grupo de la Disidencia Interna, para Cuba Free Press.

La Habana.- El comunismo es una tiranía científica que va produciendo daños irreparables a la economía, a la sociedad y a todos los seres vivos, donde exista como ideología gubernamental. Se podría clasificar como una variante del virus del VIH, el causante del Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida (SIDA), con la única diferencia de que el comunismo, tiene cura si se ataca a tiempo con inyecciones de alto poder democrático, económico y de solidaridad internacional, a los que luchan contra este mal, ya que el comunismo tiende a surgir de las cenizas de la miseria y de la falta de libertad de los pueblos.

Como es bien sabido, el virus VIH ocasiona la indefensión del organismo humano, dejándolo expuesto a innumerables enfermedades oportunistas que se convierten en letales. El comunismo se puede tratar como un virus que origina la indefensión aprendida o impuesta que inhibe a los ciudadanos a ejercer sus derechos y su autodeterminación, convirtiéndolos en meros receptáculos de orden y obedientes a las imposiciones, dejando al individuo indefenso ante las arbitrariedades propias del sistema.

Aunque el virus del comunismo no es necesariamente letal, cuando su padecimiento es prolongado deja secuelas comparables con las de la poliomielitis y el infarto cerebral. Además tiende a lesionar la moral, la voluntad, el espíritu y la conciencia de los que se mantienen infestados.

¿Por qué decimos que la ideología comunista es una tiranía científica? Lo primero que hace cuando llega al poder es confiscar o expropiar los medios informativos y todos los bienes de producción y servicios de donde depende el salario del hombre, convirtiéndolos en obedientes herramientas de trabajo que utiliza para perpetuarse en el poder.Al ser el estado comunista dueño absoluto de fábricas, empresas, talleres, hospitales, escuelas y de todo lo que necesitan los ciudadanos para vivir y desarrollarse, le es fácil manejar, controlar, manipular y mover a su antojo al hombre a cualquier parte, queriendo dar la imagen de que la sociedad lo apoya y lo desea. La realidad está muy lejos de estas enfermas pretensiones.

El que no sea obediente es separado de su centro de trabajo, con su expediente manchado, por lo que no podrá encontrar trabajo en ningún otro lugar, pues para esos trámites el expediente va delante y el trabajador atrás. Sucede en un estado comunista y totalitario de Cuba, todos los días. Acompañado de un aparato represivo para someter mediante la intimidación y la fuerza, a la obediencia a todo aquél que difiera de su lucha, que en el caso de Cuba, es el Ministerio del Interior. Y un ejército que según dicen es para proteger al pueblo, pero en realidad es para mantener la represión.

Como parte del "trabajo científico" los comunistas cubanos han creado un enemigo de todo el pueblo: Los Estados Unidos, justificando así la permanencia de un ejército innecesario, improductivo y altamente consumidor, manteniendo además la idea de un sólo partido sin reconocer la capacidad de nadie para gobernar. Sólo el partido de bolsillo, controlado por un sólo hombre que se ha hecho dueño de la nación y se hace llamar Patria.

Estos son sólo algunos de los elementos por los que, a mi entender, el comunismo es una tiranía científica que estudia y pone en práctica, formar de someter, explotar y doblegar la libertad y dignidad de los pueblos. La humanidad debe ser liberada con urgencia de estos dos flagelos: El virus del SIDA y el Comunismo. De lo contrario, sucumbiremos y en la muerte, ni el mismísimo infierno nos abrirá las puertas.

Hoy a los cubanos de adentro y de afuera nos corresponde luchar contra este mal que destruye nuestra identidad, enajena nuestro pueblo y nos deja sin libertad. Los esclavos nos dejaron una enseñanza: Se hicieron cimarrones sabiendo que iban a morir pero, preferían morir libres que seguir siendo esclavos. De esta experiencia deberían tomar todos los cubanos que dicen amar la libertad. Hay quienes opinan que el problema de Cuba debe ser resuelto sólo entre cubanos pero, teniendo en cuenta el estado y las condiciones en que más de 40 años de esta penosa enfermedad, ha quedado los que luchan contra el virus que la ocasiona, en mi opinión es evidente y necesaria una ayuda urgente de los que no la padecen y tienen la cura de este mal en sus manos, de lo contrario el resultado sería el mismo que el de una pelea entre el super pesado Teófilo Stevenson en sus buenos tiempos, contra un peso pluma. Además de ser un abuso sería un genocidio de los que, tranquilamente, se sienten a ver el final de la pelea.

José Orlando González Bridón, Secretario General de la Confederación de Trabajadores Democráticos de Cuba, afiliado al grupo de trabajo de la Disidencia Interna.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 1999 - Cuba Free Press, Inc.