Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

11 de Febrero del 2000

OPOSICION VS. SINDROME DE G2 Por Rafael Contreras Bueno, Cuba Free Press.

Pinar del Río.- ¿ Por qué no avanza la oposición en Cuba, o avanza tan lentamente? La respuesta parece fácil. Lo cierto es que la oposición en Cuba no avanza porque ella misma se entorpece. La desunión entre opositores, el arribismo, la ambición de mando y las muy conocidas intrigas y calumnias dan al traste con las mejores intenciones de grupos, movimientos, partidos y organizaciones.

Bien sabido es que en cárceles y calabozos de las celdas gubernamentales salen las intrigas. Cualquiera de los intrigantes pone a correr el comentario de que un compañero de ideas pertenece a los órganos de la Seguridad del Estado. Más de una vez se ha sabido sobre personas entregadas en cuerpo y alma a la causa de la patria se han visto aplastadas por la intriga injusta. No teniendo otro camino se salieron entre lágrimas decepcionadas a los rincones del olvido y la indiferencia. Movimientos que gozan de fuerza y empuje para la tarea de asumir retos se ven estancados por la envidia, el celo profesional y los comentarios de infiltrados y divisionistas mal intencionados. La oposición tiene que buscar y hallar la figura de la unión. Desde el siglo pasado nuestro José Martí abogó por la unión general entre cubanos buenos para llevar a feliz término la causa de la Patria. El Apóstol sufría en carne propia el fracaso del hermoso intento de Céspedes. Más tarde tuvo la terrible vivencia, poco antes de su muerte, la vivencia de luchar contra la división que irremediablemente se avecinaba en el 95. Las mismas incomprensiones de Maceo para con Martí y Gómez fueron el comienzo. El héroe de Dos Ríos abogaba por el gobierno con fuerza en lo civil. El Titán, de inesperada caída en Punta Brava, apoyaba toda la fe en el brazo militar. Independientemente de una u otra idea, lo cierto es que el embrión del desacuerdo estaba ya palpable. Para dar lugar a la frase de: Aquellas aguas trajeron estos lodos.

El cubano es conocido por su ímpetu. El aceptar los retos se ha convertido en la propia sombra de hombres y mujeres en la Isla. No hay reto que necesite más coraje y determinación que la decisión de tomar las vías del exilio. Respetamos a quienes por una razón u otra lo han hecho. La angustia de abandonar el suelo patrio es una herida que duele, hasta cuando ya se está muerto. No se acabará mientras a lo lejos respiren los rincones de la amada Patria.

En los hombres y mujeres del exilio confiamos plenamente. Tenemos en ellos el apoyo incondicional a nuestras luchas, hemos tenido siempre el mismo apoyo que tuvo Martí en la tarea de organización para la guerra definitiva a finales del antepasado siglo. Desgraciadamente no está en nuestra gente del exilio la vía de lograr los definitivos cambios en la Isla. Lograr el sueño de todos depende de los que hemos quedado. De una manera pacífica como corresponde a estos tiempos de civilización y cambios, los cubanos de la oposición tienen, irremediablemente, que unirse. Hay que dejar a un lado la exclamación constante de que: "Se pueden reunir a muchos cubanos, lo que nadie logrará jamás es unirlos". Podemos demostrar que somos mucho más que una eterna ráfaga de desunión. La prensa de la oposición tiene un gran papel. Brinda el apoyo. Mejor aún, puede brindarlo. El periodista independiente ha de salir del paternalismo falso y gritar lo que le hiere y espanta. En más de un artículo se han criticado los errores, abusos, defectos y fracasos de un sistema como el que domina aún en Cuba. Jamás se ha dicho una palabra de crítica a los que de manera incomprensible luchan contra ese sistema sin unirse. La división es fatal a la hora del enfrentamiento, siempre lo ha sido.

Aquí en la Isla, apoyada en las palabras impresas en la cuartilla, la prensa independiente aboga sin temores por la unión, la reclama, la grita a todos los rincones donde cubanos hay. Vale bien la pena convertirnos en uno sólo que busca definitivamente lo que le arrebataron y sabe le pertenece.

Ya es hora de que entre timadores, oportunistas, intrigantes, buscadores de mando y divisionistas, no está ni remotamente la vía del triunfo. El régimen sabe cómo desunir. Trata y a veces lo logra. De no estar alertas seremos sus víctimas. La seguridad del estado sabe que en cada divisionista hay un colaborador perpetuo a sus intereses. Quien se presta a preparar y difundir un comentario de intriga contra alguien de su propia causa, que piense primero que sobre el ropaje de la intriga, siempre se esconde el de agente. El que se apropia de lo que otro recibe, o lo estafa, esgrime un puñal certero. Para que haya hermandad, unión , en todos los que abogamos por una tierra libre, es necesario desterrar las bajas pasiones que vivir en el comunismo por tantos años, ha sembrado en muchos. Después vendrá el amanecer soñado, para reír juntos y poder gritar: De todos es la Patria.

Rafael Contreras Bueno, Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 1999 - Cuba Free Press, Inc.