Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

11 de Febrero del 2000

PROPIEDAD DE PEROGRUYO. Por Roberto Larramendi, Cuba Free Press.

La Habana.- Cuando era niño, hace poco más de 40 años, oí decir un montón de cosas sobre el comunismo, por cierto, nada favorables. Una de ellas era que la propiedad privada más insignificante era inexorablemente abolida para dar paso a la propiedad social. La gente que leía Bohemia, Selecciones del Reader´s Digest, etc., aseguraba que no eran únicamente los medios de producción los que pasaban a manos de la "sociedad".

Cuando nuestro pobre país tomó desafortunadamente el rumbo del bolchevismo aquellos avezados y certeros lectores de marras exclamaron: "Ahora sí lo perdimos todo". Algunos ingenuos, entre ellos yo, pensábamos que exageraban. No voy a hacer el largo recuento de reformas y confiscaciones. Desde solares yermos hasta humildes sillones de limpiabotas. Desde una simple plancha de tintorería hasta el timbiriche de croquetas y papas rellenas. TODO fue "nacionalizado", dando comienzo así a la corrupción administrativa total, la que ha llegado a su climax en nuestros días de "shopping". ¿Desde cuándo venimos oyendo hablar de faltantes? Pues bien, vamos a la propiedad de las tierras y de las casas.

Con frecuencia la prensa oficial, cuando hace recuentos históricos afirma que "la revolución entregó la tierra a los campesinos en virtud de la Reforma Agraria" o "que la reforma urbana dio amplias facilidades para adquirir los inmuebles" y ¿qué dice al respecto el viejo Genaro (nombre supuesto de un ciudadano real), que en pleno ómnibus de la Ruta 54 reflexiona en voz alta? "Miren, nos dice a un grupo de pasajeros que le servimos de auditorio, desde 1975 terminé de pagar mi casa. Me dieron el título de propiedad y ¿acaso soy el dueño? En lo absoluto. Ahora quiero que mi nieto venga a vivir conmigo y me dicen que eso no lo determino yo. Una comisión tiene que hacer una complicada operación, me dicen. Esa comisión está integrada por el Ministerio de la Vivienda, Arquitectura Urbana y la Oficoda (Oficina de Control de Abastecimientos). ¿Puedo decir que soy el propietario?"

Los pasajeros, entre ellos yo, en el gesto universal de "estoy de acuerdo" asentimos con vehemencia. No hacían falta palabras.

Roberto Larramendi, Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 1999 - Cuba Free Press, Inc.