Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

09 de Febrero del 2000

!QUE SE ACUERDEN, QUE SE ACUERDEN! Por Rolando E. Yyobre de Tamarindo 34 Derechos humanos, para Cuba Free Press.

La Habana.- Ayer conversaba con una señora sobre el tema del balserito Elidan González. Ella es una persona de unos 70 años, ha viajado a Estados Unidos en 3 oportunidades. Su hijo vive allí desde 1980 y ha venido como turista en varias ocasiones. Lo curioso es que Concha, así se llama, manifiesta opiniones contra los cubanos que viven fuera, además de que cree absolutamente todo lo que los medios informativos cubanos dicen sobre el caso.

En el exterior existen escépticos que creen que los problemas que sufren sus familiares que viven en Cuba, se resuelven con la normalización de relaciones entre ambos países. Otros consideran que el exilio intransigente es quien se opone a esos vínculos y los califican con los adjetivos más fuertes. Lo que se nota es que padecen de una gran pérdida de memoria de la historia pasada y presente de Cuba.

Concha no se acuerda que en l980 su hijo, un homosexual hostigado y perseguido por la policía debido a la política discriminatoria del Partido Comunista, no encontraba trabajo. Que él tuvo que irse al policía jefe del sector de su localidad y manifestarle que él "era una lacra social, que él era drogadicto y cuanta cosa despreciable existe" para que lo sacaran del país vía el puerto del Mariel.

Tampoco se acuerda de los mítines de repudio. Aquella familia a la que le tiraron huevos congelados, le mancharon toda la fachada de la casa, le cortaron la luz y el agua, los expulsaron de sus trabajo y que finalmente, el día en que los vinieron a buscar, a la abuelita no la dejaron ir y el hijo tuvo que sobornar al oficial con un reloj Orlón y 1,000 pesos para podérsela llevar.

Tampoco se acuerdan de Raicita, aquella muchachita de apenas doce años que se hizo señorita aquella tarde de septiembre en un yate repleto de personas en el Estrecho de la Florida. Son tantas las humillaciones que han olvidado muchos de los que viven desperdigados por todo el mundo! Seamos sinceros. Revisemos nuestra memoria y recordemos cuándo y por qué comenzó todo. Me resulta difícil creer que no recuerden todo el dolor que han padecido. Las familias divididas, los fusilados, las injusticias, el esfuerzo de tantos años confiscado, los trabajos forzados, el terror, las prisiones, la intolerancia, el exilio, el apartheid. Alguien dijo una vez: "Quien no recuerda su pasado, está condenado a vivirlo de nuevo".

Angelito es un ex balsero que viene cada tres meses. Aquí él era uno más. Trabajaba en un taller de ferrocarriles y ganaba 148 pesos. Se moría de hambre y hasta una vez por poco lo botan del trabajo por una opinión contraria al gobierno. Ahora es todo un señor. Vive de traer y llevar mercancía. Su negocio es próspero y él no se mete en "política". No recuerda cómo tuvo que pasar cinco noches en el mar y que gracias a los Hermanos al Rescate no fue carne para tiburones. La mayoría de los cubanos que han salido de Cuba han sufrido los desmanes de estos 41 años y todos vivieron la zozobra hasta el último día, por la incertidumbre de sus destinos. Entonces ¿qué nos sucede a los de allá y a los de aquí? ¿Cómo pueden dudar ante situaciones creadas lo que como pueblo sufrido vivimos? ¿Cómo creer ante estas situaciones a quien nos ha engañado por décadas? ¿Quién es el culpable de los muertos en el Estrecho de la Florida? No es la Ley de Ajuste Cubano. ¿Acaso aquél compatriota que aparece en el libro Guinnes y ostenta el récord de pasajero no autorizado más osado, porque se subió a un avión y viajó hasta España en la rueda, hizo esa hazaña por una ley española de ajuste cubano? O tantos otros que han huido en cualquier cosa, por cualquier vía y hacia cualquier país lo han hecho por alguna ley parecida? Nosotros los cubanos sabemos que no. Todos huyen porque aquí no hay futuro. Nos falta la libertad. Tememos a la represión y queremos una mejor vida para nuestros hijos. Esa es la verdad y quien no lo crea así es porque sencillamente, no quiere. No puede, teme o es un agente de Castro a su servicio. En el caso cubano hay sólo dos posiciones. Al lado de la injusticia con los comunistas o en favor de la libertad con los sufridos de nuestro pueblo.

Rolando E. Yyobre, Tamarindo 34 Derechos Humanos, para Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 1999 - Cuba Free Press, Inc.