Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

17 de Enero del 2000

MARCHAR O NO MARCHAR: ESA ES LA CUESTION. Por Armando Añel, Cuba Free Press.

La Habana.- Las marchas, ceremonias, concentraciones y demás actividades en pro de la vuelta del niño Elián González Brotón, no han dejado de sucederse durante los últimos dos meses en Cuba. El viernes pasado los medios oficiales afirmaron que unas doscientas mil madres (algo poco menos que imposible matemáticamente hablando), habían desfilado frente a la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en La Habana. A primera vista pareciera que la capacidad del régimen para movilizar y manipular a ciertos sectores de la población aún se mantiene intacta. Sin embargo, una lectura más meticulosa podría arrojar serias dudas acerca de las cifras difundidas por los voceros del gobierno cubano, pero sobre todo, acerca de los procedimientos utilizados por ese mismo gobierno para "acarrear" a las masas. Este periodista recogió las impresiones de varios participantes en varias marchas y movilizaciones, así como de otros que "escurren el bulto", los cuales prefirieron permanecer en el anonimato.

Marta, 32 años, oficinista: -"Yo solamente he ido una vez a eso de la tribuna abierta. En mi trabajo el sindicato es el que se ocupa de recoger a la gente y trasladarla .Y para eso han puesto una guagüita que nos lleva y nos trae. En mi trabajo nos dan una jabita todos los meses y 60 dólares trimestrales pero tienes que cumplir con el Partido y el Sindicato y marcar tarjeta. Yo la primera vez fui a lo de Elián y ya después comencé a decirle a la gente que nos veíamos allá, me montaba en la moto de una amiga que les decía lo mismo, pero en realidad nos fugábamos las dos para la casa."

Osvaldo, 37 años, arquitecto: -"En mi centro laboral hay un aproximado de 300 trabajadores. El Sindicato y la Administración son los encargados de reunir a los que irán a las marchas. Usualmente escogen a los más comprometidos, un aproximado del 20% del total de la fuerza de trabajo. Pero tengo que decir que en el caso nuestro no hay esa presión. Mi empresa es un caso aparte. No es el caso típico. Puedes incluso negarte alguna vez a asistir a una marcha, poner algún pretexto, pero claro, tampoco puedes zafarte indefinidamente".

Javier, 20 años, estudiante. -"Yo estoy obligado a ir a las marchas. Yo estoy obligado a ir a las movilizaciones. En la Universidad tenemos una cosa que se llama "rendimiento académico" y otra cosa que se llama "integralidad". Las dos se suman en el escalafón a la hora de optar por una ubicación cuando te gradúas. En la integralidad entra la participación en las actividades políticas y extra escolares, actividades que pueden ser, por ejemplo, las marchas por el regreso de Elián. A mi facultad la han movilizado ya más de 8 veces y la asistencia a clases te la toma el profesor frente a la Oficina de Intereses, así que uno no puede faltar, porque si lo haces pierdes puntos en integralidad y eso va directo al escalafón. No importa que tus notas sean de las mejores, porque la integralidad suma y no asistir a las actividades, te pone en desventaja con respecto a los demás a la hora de optar por una buena ubicación".

Carlos 43 años, obrero. -"No es verdad que la gente vaya obligada. Aquí la gente habla boberías. Yo no he visto a nadie botado del trabajo por no ir a una marcha. En mi empresa la gente va porque quiere. Ahora claro que todos los días, eso cansa. ¿Por qué el padre no acaba de ir a buscar al chiquito?"

José Manuel, 71 años, jubilado. -"Este país funciona a base de miedo. Si no vas a las concentraciones te buscas un problema en tu escuela o en tu trabajo. Eso lo saben hasta los niños. A lo mejor no te botan del trabajo pero si te ganas un viaje al exterior, no te dan la salida. O si dan un televisor tú no entras en la rifa o si te buscas un buen traslado todo se echa a perder porque entonces te sale que no asististe a tal actividad o mascual manifestación. Si estudias puede ser que no te boten de la escuela pero te sale en el expediente y nadie quiere que lo marquen para toda la vida. Si no fíjate cómo la mayoría de los que llevan a lo de Elián son estudiantes. ¿Tú eres extranjero? Tú sabes bien cómo funcionan las cosas en este país. Hay que estar dentro del monstruo para conocerle las entrañas".

Robelquis, 11 años, estudiante de primaria. -"A mí la profesora me dijo que tenía que ir con mi mamá a lo de Elián. Yo le expliqué que mi mamá trabaja, pero la profesora me dijo que eso no importaba porque a ella no le iban a descontar el salario de ese día. A los otros niños les dijeron que si no llevaban a su mamá de todas maneras tenían que presentarse en la dirección con ellas, pero yo sí que no pienso ir a ninguna parte. Yo y mi mamá vamos a inventar algo".

Armando Añel, Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 1999 - Cuba Free Press, Inc.