Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

06 de Enero del 2000

GUAGUAS Y GUAGÛEROS. Por José Orlando González Bridón de la CTDC para Cuba Free Press.

La Habana.- Algunos conductores de guaguas de la ruta 137 Cotorro-Víbora, presentan inconformidad y disgusto por medidas que vienen de arriba, del Ministerio de Transporte.

La Ruta 137 del Paradero de Cotorro son guaguas de donación italiana, las que tienen poca capacidad para el pasaje sentado, pero mucho más confort que los tremendos camellos, rastras convertidas en guaguas por el gobierno cubano, para trasladar a gran cantidad de personas principalmente de pie.

A los conductores de estos ómnibus o guaguas de Italia como en el caso de la ruta 137 se les asignan carros fijos los que tienen que cuidar como si fueran suyos, pues si se rompen no pueden trabajar. Como medida de protección han decidido llenar los asientos y sólo transportar unos pocos de pie. Esta medida que, protege al ómnibus, no es aceptada por la población pues a veces llegan casi vacías a las paradas donde hay colas de horas y sólo recogen a 3 ó cuando más, a 5 pasajeros.

Esta ruta, por 40 centavos, realiza el recorrido desde el Cotorro hasta la Víbora. Según uno de los conductores afectados le han planteado que estos ómnibus no aguantan el régimen de trabajo que hasta hace poco llevaban otros modelos de guaguas que circulaban por La Habana y en poco tiempo, con los viajes que daban, repletos de pasajeros hasta el techo y pasando por calles llenas de baches y huecos, hoy yacen en los cementerios de guaguas de la ciudad. Por eso tienen que mantener un régimen de pasaje estable y no cargarlos a capacidad completa pues si se rompen, se quedan sin trabajo.

Hoy, por falta de recursos, el gobierno a través del MITRANS ha decidido apoyar con estos ómnibus algunas rutas en crisis como la de Guanabacoa a Playa, la Ruta 464 y la 400 del tipo General Motors de procedencia Canadiense, las cuales ya no tienen repuestos o les faltan gomas. Y fueron reemplazadas por los ómnibus italianos.

Si no se pueden reparar los rotos, si no alcanzan a comprar las piezas en el extranjero (estos ómnibus no están afectados por el embargo) ¿A dónde van a parar los miles de dólares que entran por motivo del turismo, el níquel, el azúcar, los medios que se alquilan al extranjero y todas las otras riquezas del país por diversos conceptos? ¿ Por qué le echan la culpa a los americanos? ¿Qué está pasando en mi país? ¿Para quién estamos sacrificándonos?

Los recursos se malgastan en cuestiones que no benefician al país y mucho menos al pueblo. Lo malgastan apoyando y subsidiando a grupos pro Castro en el mundo entero, regalando lo que no tenemos, buscando apoyo político, haciendo desfiles inútiles para entretener al pueblo. Comprando medios policiacos sofisticados para reprimir al pueblo y armando y manteniendo a unas fuerzas armadas totalmente innecesarias. Se hacen grandes campañas revolucionarias que no resuelven las mesas de los cubanos y pagando el cabildeo de políticos. Resumen: El gobierno cubano se preocupa más por su poder y su imagen que por el bienestar de su pueblo. Los gobiernos están para resolver los problemas de sus pueblos, no para cuidar su imagen y su poder.

José Orlando González Bridón, de la CTDC para Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 1999 - Cuba Free Press, Inc.