Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

22 de Noviembre del 2002

ENGAÑO DEMAGOGICO. Richard Roselló, de Cuba Free Press.

La Habana: Mariana Escobar Carrazana, es testigo de un engañoso servicio estatal. En sus manos un documento de la Dirección Municipal de la vivienda consigna la aprobación de solicitud de materiales para reparar su casa. Lo avala un minucioso dictamen técnico realizado.

Los suterfugio por la que está pasando Mariana merecen estas notas de comentario porque también pueden ocurrirle a otros.

Mariana lleva nueve años tratando de reparar su vivienda. Ella es viuda y vive con su hija, la única que trabaja. La casa colonial de La Habana intramuros se encuentra en la calle Jesús María 320 entre Picota y Curazao en La Habana Vieja. Su morada está en el piso bajo y es parte de un edificio múltiple de dos platas con ocho familias que vive hacinadas en cuartos.

El inmueble está afectado constructivamente por falta de reparación. No obstante, los daños se deben a construcciones no autorizadas de vecinos de sus altos que han afectado los techos de viga y paredes alterando el cuarto, baño y sala por constantes filtraciones y exceso de carga.

Ella no ha perdido tiempo para quejarse por los daños y perjuicios que le causan. Se ha dirigido también a varias instancias municipales llevándole el asunto. Pero allí todo se resume a "vamos a ver", "venga la semana próxima", "ya estamos trabajando", "tenemos dificultades", "la Revolución no abandona a nadie" etcétera…

A fines de los 90, Mariana logró que incluyeran su vivienda en un plan de reparación de la Oficina del Historiador iniciada por el barrio San Isidro a donde ella pertenece. Aquel proyecto se paró un día y, hoy es un misterio. Cada año, el edificio donde vive Mariana sufre deterioro inminente a punto de derrumbe y declararse inhabitable. Ella no desea terminar en un albergue porque como bien señala el reciente documento de dictamen técnico "la vivienda es reparable por medio de reparación menor".

Hace más de un mes que Mariana recibió su segundo documento para reparar su domicilio. Lo firma Oscar Domínguez Castellano Director de la Unidad de Inversiones de la Dirección Municipal de Vivienda en La Habana Vieja. Sin dudas, había pateado mucho para llegar a conseguirlo. Y así lo hizo removiendo mundos estáticos como áreas de atención a la población, delegados, dirección de vivienda, reforma urbana, arquitectura, Consejo Popular y bufete colectivo.

Con el permiso de reparación en manos se le orientó ver a Carlos Pedroso Mena autorizado en la venta de materiales de construcción. El referido trabaja en su casa donde tiene oficina para la "atención a la población" una vez a la semana. Durante nueve visitas Mariana no pudo contactarlo por no hallarse nunca en ella. A pesar de lo cerca que le queda de casa. Y así Mariana pasó un mes en trajines de gato y ratón.

Una mañana bien temprano lo atrapó en su casa y se le escudó para no atenderla. Cuando logró al fin la comunicación, el sujeto algo molesto, le dijo que ese asunto era con otro no con él. Por último le informó que no había materiales para viviendas particulares.

El trigémino de Mariana se aprovechó con dolerle más fuerte. Y ese día terminó en el hospital Armejeira donde será intervenida para una operación.

Moraleja. La "Revolución no abandona a nadie" esgrime la retórica. Pero, no puede prometerse la ayuda a ciudadanos con la mentira y la desorientación. Manos aún cuando nadie está dispuesto a pasar por ese torbellino burocrático que inspira desconfianza y males a la salud. Reportó: Richard Roselló, para Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: editor@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 2002 - Cuba Free Press, Inc.