Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

22 de Noviembre del 2002

EL ALCOHOLISMO Y LA DROGADICCIÓN; UN FLAGELO PARA LOS JOVENES CUBANOS. Israel Picallo Ortiz, de Cuba Free Press.

La Habana: Aunque ya mucho se ha hablado de este penoso y desastroso tema, consideramos que todo comentario al respecto nunca estaría demás, debido fundamentalmente al flagelo social que esto significa.

No descartaremos la posibilidad que las autoridades gubernamentales de alguna manera han intervenido en este asunto con la finalidad de detener el avance que el mismo está tomando entre los jóvenes cubanos; y sobre todo en esta nueva generación.

Pero a pesar de las medidas tomadas por el Gobierno, los registros, las detenciones realizadas a todo lo largo y ancho de lsla, parece que no ha sido suficiente.

Fuerzas especializadas del Ministerio del Interior, han detenido importantes traslados hacía la capital desde las provincias orientales de pacas de marihuana que son sembradas en regiones de difícil acceso, y que por diferentes vías llega a las principales provincias del país; fundamentalmente la capital; por ser esta una de las mayores consumidoras.

Todo el esfuerzo realizado es poco ante el creciente consumo, que ya se ha convertido en todo un lucrativo negocio que nace en la siembra y termina en el consumidor.

Los vendedores mordean los principales centros turísticos con la Seguridad de encontrar entre los visitantes extranjeros el seguro comprador; sin menospreciar la posibilidad de venta al joven, que también deambula por estos lugares con varios fines, uno el de ofertar también su mercancía que parte desde algún articulo robado, algún producto adulterado por expertas manos torcedoras de tabaco o fabricantes clandestinos de cualquier marca de ron hasta la de facilitar sus servicios sexuales de cualquier índole.

Quizás los mas moderados le inculpen este estado de cosas a la depresión económica en que se encuentra sumido el país desde hace más de 40 años, la necesidad imperiosa de ofertar algo que represente un incremento monetario que alivie las necesidades alimentarías de determinadas familias cubanas.

Pero, más que esto hay un enorme deterioro de la conducta moral que viene degenerándose desde la cuna y que nadie ha detenido.

Familias que viven del facilísimo del momento y ven el futuro incierto e imposible; ven la salida del sol como el reto a la subsistencia que culmina con la caída del astro.

Jóvenes que no estudian,, ni trabajan deambulan por las calles de la Ciudad, haciendo con su presencia un acto cotidiano tratando de resistir el diario a cualquier precio; otros escapando de la realidad actual entre el alcoholismo y la drogadicción y tratando de madurar a toda costa.

Los demás, cansados de escuchar toda una epopeya de violencia, de guerras , de consignas chovinistas dan riendas sueltas a todas ellas juntas a través del estado de perturbación que conducen las drogas, y armados con toda clase de instrumentos salen a la calle concibiendo que la distracción debe ir aparejada de la sangre.

Las discotecas en moneda nacional que quizás en un momento fuera una solución para la distracción barata, actualmente se han convertido en verdaderos campos de batalla; tanto para ver correr la sangre como para convertirse en un verdadero campo comercial de le droga en todas sus manifestaciones.

Todo un rosario de víctimas, es el saldo que arroja todos los fines de semana y se concentra a la vista en los Cuerpos de Guardia en los Hospitales provinciales.

¿Y dónde está el mal ?..... ¿Hay que buscarlo afuera.... o no?, el mal este dentro de nosotros mismos, esta dentro de la sociedad a que pertenecemos, que si bien por una parte a inculcado a generaciones el espíritu guerrerista , la muerte ante cualquier posibilidad de cambio, se ha hecho de la vista gorda ante los males que acarrea el lanzamiento del país hacía una apertura turística de momento; necesitada de la moneda fuerte que esto acarrea.

Pero, los valores morales y sociales de la sociedad... un poco han quedado en el olvido; las instituciones civiles que deben velar por todo esto.... no existen ....¿ y mientras tanto..? Ver como se degenera nuestra sociedad paulatinamente.

Reportó: Isreal Picallo Ortiz, para Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: editor@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 2002 - Cuba Free Press, Inc.