Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

23 de Octubre del 2002

DE LA VIDA COTIDIANA EN LA CUBA TOTALITARIA. ASISTENCIA SOCIAL. Manuel Antonio Brito, del BPI.

La Habana: Si se vive en Cuba, si se es de la raza negra, si se es mujer y además madre de dos niñas pequeñas sin techo donde vivir, no le quedará otra opción que la de colgarse de una guasima o lanzarse del puente del río Almendares, esa es la terrible disyuntiva que enfrenta Yeney Portriyé Chapotín, de 36 años.

La intensa propaganda que mantiene el Régimen, sobre la Asistencia Social en la Isla, sobre todo, después que por orden del propio Castro, miles de jóvenes fueron reclutados para pasar cursos emergentes de un año y así convertirse en “trabajadores sociales”, la sola existencia de Yeney, la pone en tela de juicio.

Madre de dos niñas pequeñas, una de 7 y otra de 2 años, después de haber sido abandonada por su esposo, Yeney tuvo que enfrentar una de las situaciones más difíciles que se pueda padecer en Cuba, por falta de vivienda.

“Desde que me separé de mi esposo, mi vida ha sido un suplicio”: explica Yeney, mi hija pequeña tenía apenas 6 meses de nacida, sin casa donde vivir, gracias a amistades que me permitirían dormir en el suelo, pude ir campeando esos duros momentos. Por sugerencia de algunos, le hice una carta a Esteban Lazo, en diciembre del 2001 y luego otra a Vilma Espín, en febrero del 2002, explicándoles por la situación que estaba pasando y donde le solicitaba que intercedieran ante la Dirección de Vivienda para que me resolvieran un albergue, donde poder dormir al menos en una cama con mis dos hijas, pero hasta el día de hoy, no he recibido respuesta a mi solicitud, Si tuviera alguna amistad en la Dirección de Viviendas, hace rato hubiera resuelto el albergue, pero desgraciadamente no conozco a nadie allí. No estoy pidiendo una casa, ni tan siquiera un cuarto, solo estoy pidiendo un mísero albergue”.

En la actualidad, Yeney, convive con unos familiares en un cuarto de 4 por 4 mts, en una ciudadela en la calle Factoría No 114 apto, 5, entre Gloria y Apodaca, Habana Vieja, en el que además de ella y sus dos pequeñas hijas habitan tres personas adultas en total estado de hacinamiento.

¡Ah!, los Trabajadores sociales pasaron por su casa para conocer que tipo de programa televisivo era el que más le gustaba y para saber si en casa se ven las mesas redondas.

Reportó: Manuel Antonio Brito, para Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: editor@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 2002 - Cuba Free Press, Inc.