Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

23 de Octubre del 2002

DE LA VIDA COTIDIANA EN LA CUBA TOTALITARIA: LA POLITICA DE EMPLEO. Manuel Antonio Brito, de Cuba Free Press.

La Habana: Cuando se habla en Cuba de “política de empleo”, debemos de estar conscientes de que se trata, no de un supuesto beneficio para la clase trabajadora, sino, de una estrategia elaborada por el Régimen, para tener allí en los puestos claves de la economía del país a sus incondicionales, no importa, si tienen el conocimiento, o no, sobre la función o el trabajo a realizar.

Esta política se pone en practica no solo para ocupar un cargo administrativo o dirección, sino, hasta para el otorgamiento de una simple plaza, incluso, en aquellas mas económicas de bajo perfil, por su remuneración, y que no tienen un carácter elitista como el turismo, por solo mencionar una.

La Central de Trabajadores de Cuba CTDC, como oficialista al fin, es la encargada de llevar a vías de hecho y velar de que esta política discriminatoria, se cumpla a cabalidad, aunque demagógicamente sus cuadros sindicales, ante las constantes denuncias de violaciones de la vigente legislación laboral, expresen públicamente , su inconformidad con aquellas entidades o empresas, donde las secciones sindicales no tienen una participación más activa, por no decir ninguna, en el impedimento de estas violaciones del Código Laboral.

Después de instaurado el “periodo especial ”, en que el Régimen se vio obligado a tomar medidas emergentes, como el cierre de fabricas, despido de trabajadores y la supresión del pago de primas y de horas extras trabajadas, la política de empleo comenzó a instrumentarse con más severidad, sobre todo, en aquellos sectores priorizados por el Régimen, cuyos empleos o cargos administrativos, en su gran mayoría fueron ocupados por ex militares de las Fuerzas Armadas o el Ministerio del Interior, en detrimento de cientos de miles de jóvenes recién graduados de las universidades y Centros politécnicos del país.

Es por eso, que a nadie, que resida en la Isla, le extraña la reciente información publicada en periódico Trabajadores del pasado 14 de octubre, que expresa: ...”en la inspección sindical realizada, recientemente entre 1 millón 5 mil 232 trabajadores se encontraron 48 mil 94 violaciones en el contrato laboral” que medidas se tomaron con los violadores?, obviamente ninguna, carecen de autoridad y de moral para ello.

Pero, asumiendo de que quisieran profundizar en las causas de estas violaciones y se decidieran a solicitar la debida sanción para aquellos administrativos que han incurrido en ellas, se encontrarían con el muro infranqueable de una política a nivel de Estado, en que todo aquel que exprese su apoyo incondicional al Régimen, siempre tendrá de este un manto que lo convierte de hecho en intocable.

Los esporádicos chispazos en defensa de la clase obrera de la oficialista CTC, a nadie engaña en este país, los dirigentes sindicales nunca irían contra el Régimen que los engendró y amamantan, lo que sí no debe olvidar, es que en una Cuba democrática, deberán pagar por su alevosa traición a aquellos que debieron defender y que a la par de las fuerzas represivas, esquilmaron y reprimieron sin compasión.

Manuel Antonio Brito, para Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: editor@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 2002 - Cuba Free Press, Inc.