Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

30 de Septiembre del 2002

ALIBABA Y SUS CIENTOS DE LADRONES. Israel Picallo Ortiz, de Cuba Free Press.

La Habana: Quizás tomando un poco como ejemplo esa fábula infantil que en nuestra infancia, era objeto de lectura amena, que narraba una cueva donde los ladrones de Ali Babá guardaban sus tesoros y que solo se abría mediante el conjuro de unas palabras mágicas, bien podríamos llevarlas a nuestros tiempos.

La famosa cueva, almacén de inmensos tesoros, bien podría ser el ferrocarril cubano que como por encanto y sin necesidad de palabras mágicas desaparece paquetes, bultos y cuanta mercancía confiadamente son depositadas por nuestra población para el traslado hacía otras provincias.

Son incontables las quejas que llegan a diario a sus distintos Departamentos denominados “atención al público”, ubicados en las distintas provincias, y que en realidad si atienden las quejas, pero solucionan muy pocas.

Pero, lo mejor de todo esto, son los cientos de ladrones, que de una forma u otra, se relacionan con estos hechos, y que gracias a los eternos descontroles, por una parte, el paternalismo y el socialismo por la otra, simplemente actúan impunemente, sin que las autoridades y Dirigentes, tomen ninguna medida.

Quizás por tomar algunos casos como ejemplo, tenemos el del señor Gustavo Pérez Delgado, ya muy conocido como el “hombre de la bicicleta”, un triste caso que hace meses despacho hacía las provincias orientales del país, una de las bicicletas, denominadas como montañesas, que solo están a la venta en las tiendas por divisas, a un precio que oscila entre los cien y 125 dólares.

Resultado, la bicicleta en cuestión salió a dar una vuelta y no ha regresado todavía; debe haberse perdido entre las múltiples direcciones de algún que otro solicito funcionario o empleado... resultado... Gustavo recibe evasivas, le conceden entrevistas y mas entrevistas, justificaciones injustificables; pero, como conclusión; la bicicleta no aparece y no se la reponen; porque claro; hay que comprarla en dólares.

Un caso que si solucionó fue el de Faustina Feijo; al fin después de tanto batallar, entrevistarse con el Ministro( o por lo menos intentarlo) ver y quejarse ante cuanto funcionario le fue posible; al fin se dignaron a comprarle la ropa que de antemano le habían sustraído ... pero, de la bicicleta nada.

Un caso muy significativo fue el de una Sra. que despacho desde Camaguey una caja conteniendo mangos verdes, muy verdes por cierto, unido a otros alimentos a nombre de Pedro Mena, residente en Jovellanos; lo mejor de este cuento es que la Sra. en cuestión, también viajo en el tren donde se transportaba la caja, pudo observar que en la Estación de Jovellanos no se descargó el envío por no haber personal en el anden , y la cja siguió viaje hacía Matanzas, donde si se descargó; ella siguió viaje hacía la Habana en el mismo tren ; al llegar a la Capital, de la misma terminal le avisó a Pedro Mena, para que fuera a la terminal de matanzas, con carácter urgente a recoger la caja.

Cuando el infeliz llegó, simplemente le informaron que habían botado el paquete, porque los mangos estaban podridos.... en resumen....se maduraron en 24 horas... a propósito la leche en polvo que venía en el paquete, también se maduró.

Casos como estos ocurren a diario, ante la indolencia y la complicidad de todos desde las esferas más altas, hasta las mas bajas; porque todos absolutamente todos, conocen que esto ocurre y nadie les pone freno.

¿Cuál será la palabra mágica que abrirá la puerta de entrada de la cueva para que esto se detenga? ... A ¿cuanto ascenderá la plantilla de personal de Ali Baba. ¿Hasta cuándo será inseguro el envío de paquetes y bultos por ferrocarril?

¿Algún Dirigente tiene la respuesta adecuada?... no, seguro que no.

Reportó: Israel Picallo Ortiz, para Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 2002 - Cuba Free Press, Inc.