Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

25 de Septiembre del 2002

EL DEDO EN LA YAGA Por: Richard Roselló, Cuba Free Press.

La Habana.- Carlos Serpa Maceira miembro de la Unión de Periodista y Escritores Cubanos Independientes UPECI, podrá ser expulsado junto a su familia de su casa, poblado La Demajagua en Isla de Pinos, indicó una fuente anónima.

Serpa ha publicado un artículo en la página digital de Cubanet del 21 de agosto titulado "Trabajadores pecuarios de La Demajagua son tratados como esclavos". Sin duda no es el argumento del artículo con su cierta cantidad de datos que nadie pudiese rebatir lo que se cuestiona. Sino la etimología de "esclavos" usada por Serpa lo que ha enfurecido al aparato represivo de Castro.

Por tal motivo, lo único que conseguirá Serpa es la advertencia para que abandone su domicilio y pare a la calle. Porque donde el mismo habita es un medio básico de la agricultura. O sea, una propiedad del gobierno.

Sigo pensando que no hay más justicia en nombre de la opinión que aquel que pone tinta y papel para denunciar un crimen, una violación. Y esto es lo que ha hecho Serpa. Poner su servicio y cumplir con el sagrado deber de los perjudicados al informar hechos tal y como los narra la fuente del artículo.

! Señores la cuenta está clara! Serpa no es el problema del asunto. El problema es la falta de gestión e iniciativa de la administración como se deduce del mismo artículo. Es la administración que tiene a su cargo un Distrito Pecuario para la ceba de reses único de su tipo de la Isla de Pinos y hace que en los comedores falte la proteína de origen animal. Aun así se da el lujo de descuidar la atención al hombre, primordial recurso de ese éxito pecuario.

¿Creen que esos sacrificados trabajadores que laboran de 10 a 15 horas diarias merezcan un plato de arroz y frijoles como recompensa de una agotadora jornada?

O su administrador, en el uso arbitrario de sus derechos destine dichos animales a banquetes con dirigentes del PCC, mientras mantiene crías de carneros de autoconsumo en la que se pueden mejorar la alimentación de ellos, destaca la fuente citada por Serpa.

Serpa, en verdad histórica, no son esclavos los que aparecen en esta historia. Esclavos eran aquellos negros que en Cuba trabajaban en las plantaciones cañeras de la colonia por 12 o 16 horas y le eran dado tres comidas al día. La carne sobraba y las abundantes calorías eran suficientes para reponer las pérdidas de energía. Esos mismos esclavos cuyo dueño gastaba 68 pesos para calzar y vestir, más 9 pesos diarios por alimentarlo eran según José Antonio Saco ¾ iluminista cubanos los más caros del mundo. Reportò: Richard Rosellò, para Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 2002 - Cuba Free Press, Inc.