Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

09 de Agosto del 2002

SE PRONUNCIA EL PARTIDO POPULAR LA JOVEN CUBA POR EL “MALECONAZO”. María del Carmen Carro, de Cuba Free Press.

La Habana.- Bajo el titulo “ el Camino Viable”, el Partido Popular Joven Cuba, se pronunció en acto de recordación se pronuncio en esta fecha , conocida ya por el Desafío Popular, de 1994 en la zona del malecón habanero- “El maleconazo”.

El Camino viable, es el titulo de este trabajo que muestra la el hecho que conmovió a todos los cubanos dentro y fuera de la Isla.

“El 5 de agosto de 1994, la Nación Cubana se estremeció con una protesta masiva en contra del Gobierno del Presidente Fidel Castro.

En los alrededores del Malecón habanero, símbolo de la Ciudad Capital, miles de hombres y mujeres jóvenes en su mayoría, coreaban consignas antigubernamentales y se enfrentaban con palos y piedras a los disparos de la policía y las arremetidas violentas de las Tropas paramilitares del Régimen. La desesperación lanzó al pueblo a la calle en la primera manifestación de protesta antigubernamental, poniendo a prueba el Régimen.

Durante horas la situación se torno critica, por todos es conocido que Raúl Castro, jefe del Ejército y segundo al mando en la nomenclatura gubernamental cubana, estuvo de sacar a las acalles de la Habana tropas blindadas para sofocar la rebelión popular.

Al final del día, el Gobierno puso sofocar las protestas, decenas de heridos y cientos de detenidos fue el saldo que dejaron los sucesos. En aquellos momentos comprometedores para el sistema totalitario cubano, Castro, haciendo gala de su proverbial habilidad para salir de los momentos difíciles, a través de una audaz maniobra facilitó que miles de descontentos marcharan al exilio, en la llamada “Crisis de balseros” y permitió algunas concesiones en el área económica, buscando aliviar en parte la presión que sobre la caldera que es Cuba, existía en esos momentos.

Varios elementos provocaron aquellos hechos, los que hoy, 8 años después aun se mantienen en el escenario político, económico y social cubano.

En primer lugar, el Gobierno mantiene los rasgos fundamentales de su sistema político, recientemente la Asamblea Nacional, el dócil parlamento cubano aprobó por unanimidad, como es característico en todo Régimen totalitario, el carácter irrevocable del sistema imperante en el País, mostrando al mundo una vez mas, que castro y sus mas cercanos colaboradores no van a ceder ni un ápice en el control de los destinos de la Nación y sus habitantes.

El discurso oficial se mantiene inalterable, y a pesar de las reiteradas condenas por la Comisión Internacional de Derechos Humanos y los frecuentes llamados de la Comunidad Internacional, para que se realicen Reformas por tímidas que sean, la respuesta ha sido el encarcelamiento de cientos de defensores de derechos humanos y activistas civiles y políticos.

También las fuerzas de la policía política no cesan de reprimir y hostigar a los miembros de los cientos de Organizaciones que componen la Sociedad Civil, se han puesto de moda de nuevo los mítines de Repudio y se presiona a los familiares de disidentes y opositores, situación que obliga a muchos a marchar al exilio como Refugiados.

Esta situación hace evidente que con Castro no ha habido, no hay, ni habrá, ninguna voluntad política, para negociar con la Oposición, ni para realizar las transformaciones que Cuba necesita urgentemente.

La crisis económica se mantiene y en muchos sectores se ha acentuado, como el de la Industria Azucarera, otrora símbolo de la economía cubana. Hace poco el Gobierno decreto el cierre de 71 centrales con lo que virtualmente la industria dejó de existir.

El turismo, por el que el Gobierno apostaba con fuerza, no ha alcanzado el desarrollo previsto, sucesos internacionales y la política de confrontación del Gobernante Castro con varios países y en ocasiones contra casi todo el mundo, como sucedió en la Cumbre de Monterrey en México, frenen con gran medida el flujo de visitantes a la Isla.

En el desastre económico pesa mucho la subordinación de la economía a las necesidades políticas, el desvío de incontables recursos para la batalla de ideas” el costo económico de las Tribunas abiertas de la Revolución y la total paralización del país, para sus marchas y campañas políticas son un claro ejemplo.

El ciudadano cubano vive hoy en medio de una terapia de choque, debido a la perdida del valor real de su salario y una alta inflación. Los servicios de salud, educación transporte, vivienda, y comunales entre otros, a pesar de los esfuerzos realizados por el Gobierno para paliarlos, continúan en gran medida deteriorados.

Por si esto no bastara, aunque el discurso oficial reitera hasta la saciedad que el pueblo sigue creyendo que el Socialismo como sistema político, en los principios ideológicos de a Revolución y en el papel rector del Partido Unico ( el comunista) , la dura realidad nos muestra a una población, sobre todo en los jóvenes que han perdido muchos de los valores éticos y morales que nos identificaban como Nación y que solo ven en marchar al extranjero , la forma de resolver los problemas y carencias de la vida diaria, población que vive hoy con miedo y ve el futuro con desesperanza.

La situación aparentemente se mantiene igual, sin embargo, algo ha cambiado 8 años después del “habanazo” y es la madures que han alcanzado los componentes de la Sociedad civil cubana, Organizaciones que si bien todavía no tiene una gran capacidad movilizativa, son cada vez mas conocidas por los ciudadanos cubanos y muchos han logrado con su trabajo el reconocimiento internacional.

El pueblo se lanzó a las calles en agosto de 1994 exigiendo cambios, el Gobierno con sus acciones ha dejado un solo camino para promover esos cambios en Cuba, el civismo. Cuando no hay posibilidades de alcanzar esos cambios por los medios convencionales, la Resistencia Cívica es lícita siempre. La sociedad civil debe llamar a pueblo para que adopte una postura de conducta moral responsable, lo que supone permanecer en la Patria, desafiar la injusticia y exigir y defender sus derechos.

Pensar que el Gobierno va a iniciar Reformas democráticas es iluso, solo fortaleciendo la sociedad civil alternativa, concertando criterios comunes, trabajando de forma mancomunada con Organizaciones del exilio es que podremos lograr el completamiento de la Nación, su liberación definitiva y el alcance de la verdadera democracia para nuestro pueblo.

Las actuales condiciones nos muestran que nuestros esfuerzos deben estar dirigidos a fortalecer los espacios que hemos alcanzado, recordando que nuestra lucha cívica pro democrática es de Oposición, Resistencia y Desobediencia, cualquier otra acción en estos momentos esta destinada al fracaso.

El camino que proponemos es el más largo, pero el único viable para alcanzar lo que el Apóstol José Martí soñó para los cubanos “Una República con todos, y para el bien de todos”.

Este documento fue aprobado por el Presidente de esta Organización Rafael Ernesto Ávila y los miembros del Partido Popular Joven Cuba.

Reportó, María del Carmen Carro, de Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 2002 - Cuba Free Press, Inc.