Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

June 10, 1999

CADENA PERPETUA COMO SOLUCIÓN AL DELITO Por Ofelia Nardo Cruz, colaboración especial para Cuba Free Press

La Habana, Cuba Free Press.—La más significativa modificación, aunque no la única, que la ley 87/99 hace al Código Penal cubano –ley 62/87—lo es sin duda la inclusión de lo que todos conocemos como Cadena perpetua y que esta ley denomina privación perpetua de libertad.

Para que pueda aplicarse esta pena deberán darse algunos de los presupuestos del robo con violencia o intimidación en las personas, previstos en el apartado cuarto del artículo 327 o los recogidos en el apartado tercero del artículo 328, que trata del robo con fuerza en las cosas.

La sanción que originalmente prescribía el apartado cuarto del artículo 327 era de ocho a veinte años. La ley 87 la aumenta de veinte a treinta o privación perpetua de libertad cuando: a) El hecho se comete en vivienda habitable; b) El hecho se efectúa portando el comisor un arma de fuego o de otra clase u otro instrumento idóneo para la agresión; c) El hecho se realiza por una o más personas actuando como miembros de un grupo organizado o con la participación de personas menores de 16 años de edad; Ch) El hecho se ejecuta por una persona que con anterioridad ha sido ejecutoriamente sancionada por el delito de robo con fuerza en las cosas o de robo con fuerza o intimidación en las personas.

El apartado tercero del artículo 328 establece las mismas sanciones para el robo con fuerza en las cosas de acuerdo a sus características.

Es oportuno señalar que el artículo 327 de la modificada ley 62/87 constaba de cuatro apartados y una sanción de veinte años como máximo.

Conforme a la modificación de la ley 87 se adiciona el apartado 15, que permite sanciones de veinte a treinta años o muerte cuando: a) Se hace uso de un arma de fuego; b) Se priva de libertad a una persona; c) En la ejecución del hecho o como ocasión del mismo se ocasionen lesiones graves; Ch) La violencia o intimidación se realiza en la persona de una autoridad o sus agentes en el ejercicio de sus funciones o contra cualquier persona que se encuentre en la prestación de los servicios de seguridad y protección.

Este apartado dispone, como puede apreciarse, la aplicación de la pena de muerte en un delito común sin que ocurra la pérdida de la vida de la víctima, lo que podría considerarse una sanción mayor que el daño que provoca la acción delictiva. Sin embargo, el artículo 163 que tipifica el delito de asesinato establece penas de quince a treinta años, o muerte, si se mata a otro con motivo u ocasión o como consecuencia de estar ejecutando un delito de robo con fuerza en las cosas o robo con violencia o intimidación en las personas.

Volviendo a la cadena perpetua, debemos referirnos al tráfico de personas, nuevo delito adicionado al Código, en el artículo 384 que establece: 1) El que penetre en el territorio nacional utilizando nave, aeronave u otro medio de transporte con la finalidad de realizar la salida ilegal del país de personas incurre en sanción de privación de libertad de diez a veinte años; 2) La sanción de privación de libertad de veinte a treinta años o privación perpetua cuando: a) El hecho se efectúa portando el comisor un arma u otro instrumento idóneo para la agresión; b) En la comisión del hecho se emplea violencia o intimidación en las personas o fuerza en las cosas; c) En la comisión del hecho se pone en peligro la vida de la persona o resultan lesiones graves o la muerte de estas; Ch) Si entre las personas que se transportan se encuentra alguna que sea menor de 14 años de edad.

Otra modificación que introduce la ley 87 es la extensión de la privación temporal de libertad a treinta años donde estaba limitada a veinte. Por si todo esto no fuera poco, el apartado cuatro del modificado artículo 30 autoriza al tribunal a extender sin límites la privación temporal de libertad cuando por reincidencia o agravante el límite máximo exceda de los treinta años. De igual forma puede aplicarse la privación de libertad de cualquier cantidad de años cuando se sancionan varios delitos, dando lugar a una sanción conjunta.

Las modificaciones al Código tienen, evidentemente, el propósito de agravar las penas con la intención de disminuir los altos índices delictivos pero debe tenerse en cuenta que el delincuente siempre piensa que no será detenido y para aplicar el rigor de la ley hay que detener al comisor.

De todas formas, la represión, por sí nunca ha logrado detener el delito.

Ofelia Nardo Cruz, colaboración especial para Cuba Free Press


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
Phone: (305)270 8779 -- Fax: (305)595 1883

E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 1999 - Cuba Free Press, Inc.