Desde Dentro de Cuba

Distribuído por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

La Habana, 22 de julio de 1998, Cuba Free Press.

LA ABSTENCION ELECTORAL Lo que para otras sociedades significa una muestra de las libertades de que gozan sus ciudadanos, aquí es perturbar la celebración de elecciones y referendos y poner en peligro al estado. Más de un cubano se encuentra hoy en prisión por esta conducta. Por Ofelia Nardo Cruz, Cuba Free Press

La Habana, Cuba Free Press.- El derecho a la abstención en las llamadas elecciones cubanas está recogido en la ley pero no autoriza a instar a otro a hacerlo. Sin embargo, en cualquier país una organización o una persona, en particular, puede hacerlo sin que ello sea impedido por alguien ni tenga ulteriores consecuencias.

En Cuba exhortar a la abstención es un delito que se recoge dentro de los que atentan contra la seguridad del Estado. Lo que para otras sociedades significa una muestra de las libertades que gozan sus ciudadanos, aquí es perturbar la celebración de elecciones y referendos y poner en peligro al estado.

Esta conducta, --subsumida en el delito de sedición-- se recoge en el artículo 100 del Código Penal que dosifica las sanciones conforme a la gravedad que estima y que dice: "Los que tumultuariamente y mediante concierto expreso o tácito empleando violencia perturben el orden socialista o la celebración de elecciones o referendos… son sancionados: A) Con privación de libertad de 10 a 20 años o muerte si el delito se comete en situación de guerra o que afecta la seguridad del estado o durante grave alteración del orden público o en zona militar recurriendo a las armas o ejerciendo violencia; B) Con privación de libertad de 10 a 20 años si el delito se comete sin recurrir a las armas ni ejercer violencia y concurre alguna de las demás circunstancias; C) Con privación de libertad de 1 a 8 años en los demás casos."

En la práctica se hace uso del margen que deja el inciso "C" para condenar hasta 8 años de prisión a quien pacíficamente pretenda "obstaculizar las elecciones" por medio tales como el llamado a la abstención, lo que representa una interpretación bien amplia del precepto y una forma claramente violatoria de un derecho reconocido a los ciudadanos del mundo civilizado.

Más de un cubano se encuentra hoy en prisión por esta conducta. Personas que consideran que el sistema electoral carece de democracia o que piden el reconocimiento de distintas corrientes políticas que aquí existen o que ven este sistema electoral como una forma de perpetuar en el poder a los que ya lo detentan por más de 38 años.

Sancionar a quien pretenda o inste a otro a la abstención electoral puede parecer ilógico para quienes disfrutan de la libertad de expresión, de prensa y demás libertadas consagradas en la Carta Universal pero este es sólo un pálido ejemplo de cómo se conculcan los derechos ciudadanos en nuestro país y cómo estas violaciones se subsumen en el orden institucional como delitos comunes que al estar recogidos como tales en el Código Penal se puede aseverar –en una lógica abrumadora y abusadora-- que en Cuba no existen "delitos políticos" ni mucho menos presos de esa naturaleza.

Ofelia Nardo Cruz, Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 1998 - Cuba Free Press, Inc.