Desde Dentro de Cuba

Distribuído por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

La Habana, 2 de julio de 1998, Cuba Free Press.

LA LIBERTAD POLITICA EN CUBA Por Ofelia Nardo Cruz, Cuba Free Press.

La discriminación política es en Cuba una de las violaciones institucionales sistemáticas de los derechos humanos en la mayor de las islas del Caribe.

Muestra de lo anterior es el artículo primero de la Constitución que define al país como un sistema político contra el cual no es posible pronunciarse sin violar algún precepto y cometer un delito.

El artículo uno de la Ley de leyes promulgada en 1976, tal como quedó redactado en la reforma de 1992, dice: "Cuba es un estado socialista de trabajadores, independiente y soberano, organizado con todos y para el bien de todos, como una república unitaria y democrática para el disfrute de la libertad política, la justicia social, el bienestar individual y colectivo y la solidaridad humana."

De modo que en el primer postulado se descrimina a los que no son trabajadores y a los que no son socialistas, pudiéndose entender que siendo un estado socialista son ellos los que lo han organizado "con todos y para el bien de todos" porque son los únicos que detentan esa potestad.

Se aprecia, después, otra incoherencia ya que un estado socialista no puede ser, al mismo tiempo, una "república democrática" por lo que la utilización de este último término sugiere un esfuerzo por acomodar el lenguaje a los reclamos del mundo democrático, sin ceder la inmóvil posición socialista.

El disfrute de la libertad política que proclama este artículo es más contradictorio aún con el primer postulado y con el resto de la Constitución que sólo reconoce derecho para ser ejercido en favor del socialismo y comunismo, como así lo preceptúa el artículo 62 de este cuerpo legal que dice: "Ninguna de las libertades reconocidas a los ciudadanos puede ser ejercida contra lo establecido en la Constitución y las leyes ni contra la existencia y fines del estado socialista ni contra la decisión del pueblo cubano de construir el socialismo y el comunismo. La infracción de este principio es punible."

Está claro, por tanto, que las libertades políticas no existen en Cuba. Por el contrario, están bien reprimidas en las figuras delictivas que recogen el Código Penal vigente, como son: "propaganda enemiga, asociaciones, reuniones y manifestaciones ilícitas, clandestinidad de impresos, desacato, sedición" y otras que prohiben la libre expresión, la decisión de democratizar el país o tan sólo poseer publicaciones de otras corrientes u otros criterios existentes en el mundo.

El referido artículo primero de la Carta Magna cubana termina enumerando objetivos tales como "justicia social, bienestar individual, colectivo y solidaridad humana", propósitos que tampoco se alcanzan (ni han cristalizado) por la profunda crisis económica, social y moral en que el sistema socialista --que se ensaya hace 4 décadas-- ha sumido a la sociedad cubana.

Ofelia Nardo Cruz, Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 1998 - Cuba Free Press, Inc.