Desde Dentro de Cuba

Distribuído por Cuba Free Press, Inc.

La Habana, 27 de abril de 1998.

Las Leyes Cubanas y las Personas de la Tercera Edad. Por Ofelia Nardo Cruz, Cuba Free Press.

El camino que enruta y organiza un país son sus leyes. Estas pueden hacer libres o no a los ciudadanos, y norman las relaciones de los trabajadores, inculcándoles con la forma en que podrán obtener su sustento y el de sus familias.

Por eso el estudio de ciertos extremos de la legislación laboral por si solos, conduce mas que cualquier otro análisis a la realidad que enfrentan los que crean, los que trabajan o necesitan trabajar y los jubilados, que son en sentido general, todos los ciudadanos.

Especial significación representa para un trabajador el momento de su retiro laboral, o como lo califica la legislación cubana - la jubilación por edad. En somero estudio de estas regulaciones tenemos que un trabajador deberá contar con un mínimo de 25 años de servicios para tener derecho a la jubilación. Pero además, deberá arribar a 55 años de vida las mujeres y 60 los hombres, para que se les asigne una pensión correspondiente al 50% del promedio del salario anual que resulte de la fórmula que establece la ley. En el supuesto de arribar a los años de servicio antes de la edad requerida, obtendrá un incremento del 1% por cada año de manera que: un hombre que comienza a trabajar a los 25 años, al cumplir 60 tendrá 35 años de servicio y obtendrá el 60% del promedio de salario anual. Si este hombre un promedio de 2,400 pesos anuales que serían 200 pesos mensuales, podría obtener una pensión de 120 pesos mensuales. Pero este mismo trabajador con un salario promedio de 4,200 pesos anuales, o sea 350 al mes, lo que es mas propio de trabajadores y profesionales mas calificados, como los médicos, por ejemplo, entonces sólo tendrían una pensión de 192 pesos al mes.

Comparando vemos que el menos calificado o de menor salario, pierde 60 pesos de su salario promedio mensual, mientras el mas calificado o de mejor remuneración pierde 158. Y es que el Artículo 176 de la antes mencionada ley, establece que para el promedio anual se toma hasta los 3,000 el 100% y de lo que excede se toma sólo el 50%.

Es por eso que los mas calificados o con mejor salario, incongruentemente tendrán una pensión desfavorecida, por cuanto al jubilarse perderán mayor cantidad de dinero mensual que los demás trabajadores. A esto se debe también lo excepcional que resultan las pensiones de mas de 200 pesos para los jubilados cubanos.

Esto da una idea de la dificilísima situación de los trabajadores jubilados hoy día. Porque si tomamos en cuenta que los artíclos de primera necesidad sólo se pueden adquirir en moneda dólar, y que hoy el cambio interno está a 19 pesos por un dólar, veremos que los trabajadores de los ejemplos anteriores tendrían que atenerse a $6 y $10 mensuales, respectivamente, lo que indica un deprimente estado de probreza y por otro lado es una de las razones que impulsa a muchos trabajadores activos a preferir el trabajo por cuenta propia, despreciando la posibilidad futura de una pensión que poco o nada alivia en la vejéz.

Situación aparte tienen los trabajadores que durante su vida laboral, además de trabajar realizen actos que el gobierno, el Partido Comunista y las dependencias políticas y militares consideren heróicos. Ellos obtendrán por esta razón que no tiene que estar vinculada precisamente la actividad laboral a un incremento considerable de sus jubilaciones además de los beneficios que por legislaciones especiales tienen los militares y otros sectores.

La panorámica de los jubilados cubanos es mucha mas amplia y considerablemente mas compleja pero imposible de abarcar en un solo intento. Baste decir que si bien la población en edad laboral enfrenta difíciles momentos, los jubilados por razones obvias sufren todavía mas las crisis de este periodo.FIN, por la Licenciada Ofelia Nardo.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 1998 - Cuba Free Press, Inc.