Desde dentro de Cuba

Distribuido por El Proyecto Cuba Prensa Libre.

La Habana, 22 de Agosto de 1997, Cuba Press.

Bienaventuradas Las Que Cobran en Pesos. Por Raul Rivero, del libro "Pruebas de Contacto".

Las Putas Pobres Llegaron Mas Tarde.

Hacia el invierno de 1995, venian de los mismos barrios y poblados de donde surgieron las vistosas jineteras internacionales, pero sin ropa de marca, menos favorecidas por la naturaleza, sin el ingles de one, two, three, y con gigolos municipales y desarrapados, bebedores de chispepren, gualfarina y salta pa tras! Merodean los paladares que venden bebidas alcoholicas, las casas de juegos clandestinas, los cabarets disimulados donde triunfan Olguita Guillot y Celia Cruz y a regresado fabulosamente Ana Linares y Gloria Estefan estreno Mi Tierra.

Es el mundo virtual de los claretes criollos, siempre exhuberantes, con las unas mas largas que los de Sao Paulo, mas maquillaje que Rosita Fornes y mas locas que las vacas britanicas. En ese universo celestial, no en el centro, sino tambien en las margenes, han establecido sus tiendas de harapos, las jineteras nacionales. Estan haciendo el fuerte en los mercados campesinos, en los cabaretuchos de barrios y en los clubes nocturnos, que han sobrevivido a la ofensica revolucionaria, una especie de delirio marxista que ataco a los dirigentes comunistas en 1967 y produjo el sueno dorado de convertir La Habana en el Pyongyang del Caribe.

Divaguean en toda la ciudad y en pequenos focos en las provincias donde se mueve el dinero cubano y la gente que no coge lucha, borra con ron, pastillas y mariguana la tierra, en realidad el pais y su cantera de guerra. Pasar una noche con una nacional sale entre 300 y 350 pesos, para algunos, como se dice en Cuba, "esta en precio".

Ricardo Medino, un panadero de 19 anos, cree que todavia es un poco caro, el salario medio oficial en este pais es de 203 pesos, el panadero debe de andar por los 150 pesos. Una jornada de amor intenso le costaria el sueldo del mes. Para Juan Arango, desempleado de 42 anos, el arribo de las jineteras patrioticas crea otros conflictos, les estan haciendo la competencia a los homosexuales.

Hay luto en el Parque de la Fraternidad, que es la zona donde mas pajaros se reunen sin despreciar el Paradero de La Vibora. Es una competencia donde ellas, claro, llevan la mejor parte. Los homosexuales otra vez discriminados y en el laton de basura. La tarifa de las mujeres de moneda nacional delimitan muchas actividades y funciones. En este sentido hay un elemento decisivo que diferencia el grupo de sus colegas de trabajos, las relaciones interancionales. Se trata de que entre las pobres hay muchas jovencitas, desde los 12 anos, por ejemplo, pero la mayoria son mujeres que pasan de los 30 anos y algunas, en numero importante, estan en los 50.

En la estacion de trenes de Cristina, en la Plaza de Cuatro Caminos, esta operando Aida. Llego de la region de Bayamo, unos dias despues del Ejercito Rebelde de 1959. Era una nina bonita y un poco loca. Se metio en un cuartico en la calle Lindero, trabajo en una fabrica y vivio sus sucesivos, febriles y fugaces concubinatos de los que quedo una hija que ya esta casada y vive en otro barrio de La Habana. Empece a salir con gente del campo que vienen a traer animales y viandas a la Plaza, primero para divertirme y comer, porque el dinerito de friegaplatos en el restaurante estatal no me alcanzaba para nada. Despues me di cuenta que alli estaba perdiendo mi tiempo, y me dedique de lleno. Al mediodia vengo para aqui, y ya empiezan a caer los puntos, sobre todo guajiros, un poco viejones o muchachitos que traen cosas para vender. Yo cobro por tiempo completo 100 pesos y desde luego, los gastos, una cervesita, y una caja de comida. Si es algo mas rapido, no vayan a poner los nombres vulgares, ponle los nombres finos, esos que usan uds., les pido 20 pesos y aqui no ha pasado nada. Hay muchas mujeres metidas en esto por miles de razones, yo te cuento las mias. Tengo mi clientela casi fija. A veces viene una ninita de esas y me jode una cuadra, pero yo me pongo en mi lugar, la carne fresca es la carne fresca. Nunca pienso en lo que estoy haciendo, ni si es bueno o es malo, ni en la moral ni nada de eso. Estoy viva y tengo salud, no voy a pasar hambre y necesidad, yo hago las cosas para alante. A veces yo sola digo, "Aidita mira para eso, en la que te haz metido". Pero yo me tomo un diasepan, me viro para el otro lado y me duermo".

FIN Bienaventuradas Las Que Cobran en Pesos.

Por Raul Rivero, Director de Cuba Press. Trabajo especial del libro "Pruebas de Contacto".


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
E-mail: mailbox@freepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 1997 - Cuba Free Press, Inc.